Mujeres, el rostro de la protección de menores migrantes de caravana – Circulo Digital
close
NacionalPrincipal

Mujeres, el rostro de la protección de menores migrantes de caravana

cNTX181023037

Ciudad de México, 22 de Octubre (MEXIQUEÑO/CÍRCULO DIGITAL).-Decididos a hacer frente a los problemas del camino para llegar a Estados Unidos y enfrentando los rigores del sol, grupos de mujeres solas, con sus niños en brazos, avanzan en la Caravana Migrante por el estado de Chiapas.

Aún recostada en las cobijas tendidas en el piso del parque central de esta ciudad, Mileiby Ramos, detalla: “Dos (hijos) son míos y dos son de la muchacha (que la acompaña); somos cinco mujeres y un hombre y los cuatro niños”, puntualizó en entrevista con Notimex.

Interrogada sobre si reflexionó su decisión antes de partir de San Pedro Sula, Honduras, explicó que: “Decidimos venirnos, porque allá en Honduras hay mucha pobreza, mucha delincuencia; sí es riesgoso, se cansa uno pues, por el sol, pero hay vamos haciendo la lucha”.

Con niños que van de los cuatro años, hasta uno, que este martes celebra su primer año de vida, recibieron “allá en Guate, aquí en México, bastante ropa, comida, pañales, agua, de todo». ¿Vale la pena el riesgo? Pues yo digo que si”, enfatizó.

Su intención, resaltó, es trabajar, «en lo que sea, con tal de hacer un trabajo honesto; la mayor (de sus hijos) tendría que ir a la escuela, el niño tendría que buscar quien me lo cuidara, está pequeño”.

Mientras que con la voz entrecortada, Ana Rivera, de 27 años de edad, coincide en que éste fue un riesgo meditado, “si pues, lo pensé, sí lo pensé bien, pero ¿qué le iba hacer? Tampoco iba a dejar morir de hambre a mis hijos, pues está muy malo por allá”.

Comentó que empredió esa travesía porque en su país, todo está mal: «la inseguridad, es demasiada violencia, la falta de trabajo, lo que le pagan a uno no es suficiente y tengo que darle un futuro mejor a mis hijos, porque los que yo tengo son tres, el mayor tiene 11 y con los tres ando”.

Sin mejor suerte, Yesi Carolina Galdamez, comenta que tuvo a su niña internada, por neumonía, y con la ayuda brindada aquí en México «gracias a Dios sí ha comido y ha tomado medicamento”.

Relata que salió sola de Ocotepeque, Honduras, con sus dos niños (de uno y nueve meses) y viajar así «es bastante duro», pero confía en que con la ayuda de Dios pueda llegar a su destino, Estados Unidos, pero si hay oportunidad de quedarse, en México, “sí me quedaría”, agregó.

El grupo de migrantes centroamericanos decidió permanecer este martes en esta ciudad ante la pérdida de uno de sus compañeros en un accidente ocurrido la víspera, en el camino desde Tapachula, para mañana continuar con su camino.

Tags : NacionalPrincipal