La Ley que la 4T ha negado a los indígenas – Circulo Digital
close
Adelfo Regino no hay ley para consulta indígena

Mensaje Político

Alejandro Lelo de Larrea

El presidente Andrés Manuel López Obrador se jacta de que en su gobierno, como nunca antes, los pueblos originarios tienen una atención especial. Lo califica como “saldar la deuda histórica”, con estos grupos sociales, también llamados comunidades indígenas.

Cierto, en algunos rubros como la pensión de adultos mayores, se las otorga a los 65 años de edad, y no a los 68 como a “los mestizos”. Sí, así los llamó el sábado en un mitin en Nayarit. Por cierto, la expresión provocó revuelo en redes sociales, pues por utilizar tal término lo acusaron de racista, así como por diferenciar la entrega de este beneficio social.

Sin embargo, López Obrador es contradictorio en cuanto a la sensibilidad con los grupos indígenas. Hay dos hechos concretos:

Primero: han transcurrido casi 11 meses desde que anunció el proyecto del Tren Maya (en Palenque, Chiapas, el 17 de diciembre del año pasado, cuando le pidió permiso a la madre tierra para construirlo), y apenas el viernes convocó a la consulta indígena en las comunidades que se verán afectadas con la obra.

Segundo: la consulta tuvo que ser convocada con un PROTOCOLO, porque pese a que ha transcurrido casi un año de su gobierno, y más de 14 meses que inició la Legislatura con mayoría aplastante de diputados y senadores de la 4T, no crearon una Ley Reglamentaria del Artículo 2 de la Constitución, en el cual se contempla preguntar a las comunidades indígenas sobre obras que les causen un impacto.

Esto lo evidenció el pasado viernes Adelfo Regino, titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), durante la conferencia de prensa presidencial, en que se anunció la consulta a las comunidades indígenas.

¿En qué Ley secundaria? (se basó la referida consulta indígena, se le preguntó a Adelfo Regino).

“En México no tenemos una legislación secundaria sobre el tema de la consulta indígena, es algo que estamos trabajando.

“Hoy, ante la ausencia de este marco normativo, lo que hemos es un protocolo de consulta. Este protocolo lo podrán consultar en unos momentos más en la página del Gobierno de México y ahí podrán ustedes, sin duda alguna tener toda la información en la materia”.

Ante ello, el llamado “Proceso de Consulta Indígena y Jornada de Ejercicio Participativo Ciudadano sobre el Proyecto de Desarrollo Tren Maya”, fue fundado y motivado, de acuerdo con la explicación de Regino (también a pregunta expresa) en el artículo sexto del Convenio 169 de la OIT, en el cual se establece que al tomarse alguna medida administrativa o legislativa relacionada con pueblos y comunidades indígenas, deberá realizarse un proceso de consulta libre, previa e informada.

También se basaron en el artículo 2 de la Constitución federal, que “establece el derecho de libre determinación y de participación de nuestros pueblos y de nuestras comunidades”, expuso Regino.

Pero con fundamento en un Protocolo, no con una Ley secundaria sobre Consulta Indígena, que la 4T le ha negado a los pueblos originarios.

Por cierto, la consulta está amañada. El Gobierno Federal será juez y parte. Y la convocó deliberadamente antes de que entre en vigor la reforma Constitucional al artículo 35, que facilita al ciudadano solicitar una consulta ciudadana.

Pero esa es otra historia, de la cual daremos cuenta en la siguiente entrega de esta columna.

 

Tags : Adelfo Reginoamloconsulta indígenalópez obradorpalacioPrincipalTren Maya
Círculo Digital

The author Círculo Digital