Sin categoría

Bienvenidas todas las Candidaturas Independientes

Durante los días pasados se desarrolló toda una polémica en las redes sociales con motivo del registro que finalmente le otorgo el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación a Jaime Rodríguez “Bronco” para contender como candidato a Presidente de la República en la próxima elección de junio. AUNQUE ESTAMOS DE ACUERDO CON ESTA FIGURA NUEVA DEL DERECHO ELECTORAL MEXICANO, HEMOS SIDO CRÍTICOS DE LA FORMA QUE ESTA REGLAMENTADA. CREEMOS QUE ESTE REGISTRO EN EL CONTEXTO GENERAL DE LAS ELECCIONES FAVORECE LA DEMOCRACIA Y LA REPRESENTACIÓN POLÍTICA POR LOS MOTIVOS SIGUIENTES:

Por: Juan Martínez Veloz

Durante los días pasados se desarrolló toda una polémica en las redes sociales con motivo del registro que finalmente le otorgo el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la federación a Jaime Rodríguez “Bronco” para contender como candidato a Presidente de la República en la próxima elección de junio.

AUNQUE ESTAMOS DE ACUERDO CON ESTA FIGURA NUEVA DEL DERECHO ELECTORAL MEXICANO, HEMOS SIDO CRÍTICOS DE LA FORMA QUE ESTA REGLAMENTADA. CREEMOS QUE ESTE REGISTRO EN EL CONTEXTO GENERAL DE LAS ELECCIONES FAVORECE LA DEMOCRACIA Y LA REPRESENTACIÓN POLÍTICA POR LOS MOTIVOS SIGUIENTES:

En un artículo anterior (SÍNDROMES ELECTORALES) señalamos que  existen diversos hechos o acontecimientos que pueden afectar la legitimidad (credibilidad) de las elecciones.

Tenemos un sistema electoral y político respetado en América Latina, con algunos altibajos como las elecciones de 1988 y 2006, pero que en lo general ha funcionado, sin embargo hay que señalar las partes del “edificio electoral” que están flojas y hay que reforzar.

Uno de estos “síndromes” es el  “SÍNDROME DE LOS PRECANCANDIDATOS UNICOS” EN PARTE SIMILAR (EN LOS PARTIDOS) LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES DE 1976.

En algún aspecto las elecciones de 1976 son una de las elecciones más cuestionadas de la historia electoral mexicana.

En la década de los setentas (1970-1980)  del pasado siglo XX había  indicadores alarmantes para la legitimidad del sistema político mexicano. En las elecciones federales de 1976 José López Portillo fue candidato único a la presidencia de la república, situación a todas luces contraria a los principios del pluralismo democrático.

*Algunas organizaciones políticas entonces existentes, como el Partido Comunista Mexicano (PCM), el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), el Partido Demócrata Mexicano (PDM) y el Partido Socialista de los Trabajadores (PST) se encontraban fuera de las contiendas electorales., actitud más peligrosa para la estabilidad del régimen y si participaban dentro del juego democrático a través de las elecciones.

….

Estos acontecimientos eran contrarios a los principios democráticos que en ese tiempo existían en el ámbito latinoamericano. Hay que revisar algunas ideas sobre el tema en  la Organización de Estados Americanos (Los títulos son del autor):

DERECHO A LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA; SUS ALCANCES:

“El derecho a la participación política permite el derecho de organizar partidos y asociaciones políticas, que a través del debate libre y de la lucha ideológica puede elevar el nivel social y las condiciones económicas de la colectividad, y excluye el monopolio del poder por un solo grupo o persona…

Los gobiernos tienen, frente a los derechos políticos y al derecho a la participación política, las obligaciones de permitir y garantizar la organización de todos los partidos políticos y otras asociaciones, a menos que éstas se constituyan para violar los derechos humanos fundamentales; el debate libre de los principales temas del desarrollo socio-económicos, la realización de elecciones generales, libres y con las garantías necesarias para que sus resultados representen la voluntad popular”;

Comisión Interamericana de Derechos Humanos: Diez Años de Actividades, l97l-l98l; Washington, D.C., l982, p.289 p.332). Otras tesis similares pueden consultarse en mi libro: Juan Martínez Veloz; LA DOCTRINA DE LA ORGANIZACIÓN DE ESTADOS AMERICANOS EN MATERIA DE DERECHOS POLITICOS, en: Estudios sobre Derecho Electoral y Derechos Humanos, Editora Laguna, México, 2002, pp. 109-125.

Esta lamentable situación del México del siglo XX no debe volver a presentarse en un proceso electoral como el del presente año 2018 en la elección presidencial.

EN DONDE VEMOS UNA SITUACIÓN SIMILAR MUTATIS MUTANDI  A 1976 EN LOS PROPIOS PARTIDOS POLÍTICOS MEXICANOS. LOS PARTIDOS SELECCIONARON O “ELIGIERON” A SUS PRECANDIDATOS SIN  UNA CONTIENDA REAL INTERNA. ESTO DEBILITA EL PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DE CONSENSOS EN LA SOCIEDAD MEXICANA  Y ES UN PASO ATRÁS EN PROCESOS ELECTORALES ANTERIORES (AÑO 2000 POR EJEMPLO; HAY QUE VER A RODRIGO BORJA; ENCICLOPEDIA DE POLÍTICA; FCE, MÉXICO 2002, P. 506).

En este sentido, el registro de dos o más candidaturas independientes en la elección presidencial ayuda a subsanar parcialmente el déficit de representación de la sociedad en los partidos mexicanos que no hacen elecciones directas de sus candidatos.

juanmartinez_veloz@yahoo.com

JUANMEX2000 en twitter

Juan Martinez en Facebook