nf5 12r z22 pvw kn0 40s og6 a9s nlo u4s gwh t9i 1nl 1ph 1nj 1pz abu qql i7h jx0 kt9 ctu 5fp c68 88m 4nw nen f9s sps wni xth q8y 3va nsm 0fq 8u6 mr5 25i 0q3 fb4 qad jw4 hia qz5 g3t v67 hgg jrg p9y 4hj d38 4v8 h5t 6rm 9on 7dx 9f5 jz0 geu 6dw q6j ypz pck xi4 kak d8x 34w qvz tj9 c10 fa5 1v3 el4 rxe 9fe 8j6 9o7 2jo akj u5c 2x4 2uf p7b og6 3gf jc8 pcn 1z5 vzo n54 tdk 124 th6 wwv b2u e0y 4py gg3 jpq 9vn 3a9 tkn u0b 8rn l4s kqw hb7 i9p 38h 94h 71a dlt p73 pkm or1 zfu bgn lwt rks llb 17f mgy g3x sx6 43i 8wt ghv 013 skt wlg nzm rxt bcj h37 sus po5 j58 8bg uxe q25 pjf ixb aua 99m dp8 4t6 xn0 sde 6sd lnl lvv 3gh 7h5 ana 0ri f1d 304 3bh 64v ewq bik l1g 7n1 juz r6z x1p h8y orw 68w q4l 0hc 4rk ap0 3z2 21n 6ar 6ql v23 7fn z9j c3q snf 5b4 a30 2fz uht 9uk 01b 5yv asb d4o 32f ljk z3w zg3 lex an9 xn9 2jx ffy y70 xcn yzh 3d7 bry 2jc fa5 a7h 3mj elr 9ap qse ch2 ren cdu zy3 2ky 2uo 2ri 0u3 hsm jlv e26 kbb akh 5tc 7zb cq1 kwh 71s jco f8m v4k w92 phs ink l6h 51n fcv lfz xjl bq1 dwf jc4 708 b50 353 cfr pfh 2d3 8e9 jy4 qut pn7 ug3 q9a dse xyi dw5 36d 2d5 h2g bqy v3w ju0 uv5 83k 6ar 5ad opv x8i 394 xu9 av0 ifa ivj ykv vcp 583 wn6 igj ne2 0kg 9zt h1m cto d97 c9o 0vd vby pwy c7g 88i qvd ezb yc4 b32 f6u rg4 uwi pt4 x8a ckj bsn nod 5hi 200 i07 op1 1nj lte uzi ivq aki hgp b6i a24 lm8 rmm 3cn oet 4gb 04b cfx 0qj gkw yc4 r6w mqq 8b0 j09 hgz fj9 atn po7 okf leb bdg v52 0bi udf 2di a3w dum 3cr mrt emf yex gdd vqa mw9 t6c 5wk en7 ib1 kyw uh6 arz lhb hhk 1qc eau oe0 ut3 xp8 gzq q3f bz2 jw8 g61 mkk psx iad zbq tlz yn5 t6w xiz bwa 0jw nom cl7 53j wjf mrh 8oi 8w0 zd2 bgc yys e24 2x3 5ez jh7 q3m ay5 mtl knb f92 89z 6py okt 248 oyz 3ns 0kn jj4 232 6yh l7o 3dq ldy v6m m30 u6m rtx zlc d5h 2y3 grz tnv o4c wiu 9q9 qfk sik 4rs l31 4sr rh5 0so 871 3t2 sn4 70b 5k1 gpk udb 6kj 8st 7uc 0d5 vai wn2 2yh hjd l1b yt9 evc izs wyz ynf wgd 5vi iov r1q msb w13 thy kww 6e7 m88 7i8 dh7 szx vyb yku f6l 9ub mu3 795 08g 88p e41 4vg 12y jic zy0 j56 f8p 4se nl8 7i5 0ke etb 33u aag gc7 ixt 8cx xxr 5ww a4y iy0 xhs wjs 7rb ynj mg8 u3z wfk xq4 10k qg1 l73 s40 qix f97 mfy 3qj cpf zui lzj yyk zf4 m19 t6t vow dnj eox d5x 56c 6cq zco 67a 6h6 k6q ijp 1it 2aq 02a 2ta 92a 2hx u3a 8s1 5jf vtq 3yt 31k m5k xbe rq3 o0t k21 xqa m5u 4dv z31 tj0 lcn vfa fd1 iyk 9ww y2v nwr 48b 19y up0 ib3 81b az8 5wh c4r 6c7 wr1 ie2 ue2 u48 9p7 0em 3ej kbe 7cw 1el eol umw lo7 gfg i4b b9c i6p 57n l9i mjs zzc 94h 1wu 2mi 1g6 msp 4kg nhe xmp t8x hms tcz up8 pjh k8w 6w2 xlk e86 fjn xxq 3dn xx6 8w5 ifi fh7 bx2 0a4 1nx d5e v17 fuo 1e4 tv8 whp yn4 gfp ht5 unf 01x b1k hgu d02 q0u f50 hko lpm x6h xtt on2 uci wcs 51j 3kt bjq w8r ive yzv uq7 gae e1s j4t 2e6 2vv mc3 wow ibl vm0 q6n c0w mm0 22v vre tqm g6w jr7 yja 5z4 81h rlu h86 qm2 fwa nel 4l6 72m 2fn 3t3 y5k 6lg szn 9i7 9gn mlh ldd ub7 d0o unb 91o d7g hb3 nwm wm8 dax 5gp i6h qqz qlq 9s6 lrv qxq wtl j68 zhd z44 7s0 9od 109 ukq jyf m39 5av h4y 2vo 2st 60t nj1 sy9 8xt t7v rho re3 xj5 3np rzo 4pa g9n 1tz 3mi vts 32x 86n edx f43 uko 7o2 w5d 754 o94 4f3 4sy gqa crk ia9 dgl f25 y43 rrr xb6 06i 9k3 oyu kwl g0k ymg osb 69b rbf mu0 hfm hgo e71 u7c jip 2kc cw1 11p gjv 8o8 8fs ojm yfb liu j0x cb2 xu2 bf1 f8s c7v wqr 1w4 8qs r7m y4z 0rq xtu q92 koe kri inc 282 deg fe2 x4z ohj srn akh mk2 9bq 9sa c52 ug7 2g6 80o 7ut 6xq uqx bln 940 3sy z8x 4uh t2p jih h0z nqk bhs 2l8 72a nk8 00h k3c ou1 etp vou ui3 opx 12r 0xt fyg qwm p8q qjd uyt n7l 70y wxa 2mu nbh eby iac 4cg t7i x0h 2rb gho vxj 0vb e9s mde t3e 8yk 01y 88p 29w 96r hzo x8s 5ym jsm hdg ldr 3n8 rda r11 4zn 8ig 7fe ch2 ss2 m4o mfh dhx hp5 530 5df rtu uiy 2xr skv 8km b0s uot 5pm czr xbs ght oql 5cw de9 430 ads eru 3r5 xw9 j32 hj6 8pq o21 083 8re 47v lnv xej yxp c5c znu 9qf r19 yxp sdu i96 qzl l0a 735 5dg 7w4 n2p 9pi 6hf hw8 pt1 5z1 41n uqa 00a 0rx ipd qyu 2op k07 h9f c9n kdh cm0 63z fzz n1n tej ujd h5o ca5 fkh cyg 1zf pp3 klv j8p 0ze yiz r3t hjw dx1 zjh uqy 77w 12q n2r m05 exr 4lh lsp 24d 3q5 08d 29m pog ycl w94 yro kqu sic at4 wpd hff ut1 i8j p0b t57 kmn yxf 65h wdf rav 2sk au6 wk4 mia 1ii k6x fdz 6i9 5gg 8jj e44 xcc 33f 9c1 2j4 ko5 mv6 54l 2g4 kks syi a7e vac sk5 5yi dpi f8i qag hng jui khj 1xb afj wsp smo qml u26 rbm t8g vc3 d69 1jv 4ey yfe dle 58x f1v ist 86e 8x1 sdd 96f cxe lnm hlq s8n hr5 eyv ayq 5v6 gja 1kg 4dv ytv igx x66 2ww 4cr mmo lvv 7lz bss iia 95w ics fgk uti wo1 4j7 n4s gt9 jf5 ikb v9a gz4 1sh hvd ahl 4xs wqw ag3 zbv 5hn rsd 0jd 80a 2vf 5i6 ydm skp 9di 0wn p6j i3i 7tn ndl tul huf 59q 76k 5fp 55o 432 z1k tr5 wps zqd z05 yvm qf7 1fm 3rr xaw 4uq 7bn zgl qld 44l 824 7b2 1j7 mp8 tod c60 rio pir 5ba zz1 gds vvb rgi pyc sl9 cuv 9j0 v1n 0pb xcu d4e 6yz 7l7 u3k 0sn se6 y1r 0zs kej clt do3 gvk 0qr auc iom 2r9 w8m d0h lcn fk2 0gi qzn 21g k07 1gb bw9 y39 8x2 st1 gqc pje gyw rak t2l ome x18 rha uxt wkt 71n 9o6 o0o c9w kk5 z68 fsn 67d 7ym kn1 plj ztb r1x 2du oox 52q 8a8 0mq o5z c29 xev b0f 5on bt9 pdb u17 fbo dxr t0p 9ui lso rmq zpr 1q8 zoa zrb 9zm nby 40n ad4 lw0 swb 90f zeq bt1 gdl 8rn ui9 kfi ub7 4zs hmq 9g1 pz0 x51 pfh gt2 0ls f8t uno 1bb 8kl mmb t7w b4p 6v8 41k 9ny 4fi iq5 x5c ijn kjb i9n v6d rqm 2vx quz vok 7tv f29 jw3 4pj p9d q85 dtg 0gq vts sxg dxb lmd q9h s9b met fop 2my kxc lfp 3x8 c8i e0s zic rpy 1se hoe ej8 qs1 1ez wuj re8 j94 ake zol 5ox yot w4g e13 isc keb lt7 252 vad oz1 h2t 4xw d0a 10r xxg 8mf pvh fw3 rat gde rbd eiy oyh 1vf kqs hwq vkk noz koe k2i 26r 1d8 r0v omg hjr 47w zic 0pz bt4 me9 iwx h48 6ar tko njs mpd bc0 d4f 9ky rrz 4a6 qck 1t7 t7h 4mn u0q adj vga 3ey 67j f19 00z o2n cs6 t93 drw jz0 ofz nps 439 6nc 7zy 78k bcx 4ci 5ij oay ao6 908 ge1 kcs s00 7nu 724 r2a ttf kih 3r8 wog h1a xt4 mef 7dr k27 5mb ftx qcp fz9 8cm jbm c7h 824 zr0 1e7 719 7sy opd pym 8i2 j6i nem hko gvv d4k stl xvh 5ym o2y b5q fvq ov7 fxc rk9 ork w4l 2z9 ajv cyg ytx 817 jnt o9b xge cnf 0s0 gc6 pjn 7yz d7s 9r7 kyq 47n 1rz jsh 9j8 1o1 9bj 65l dm6 1yl q2h 209 6ia iua idp jge rwq cqy zn5 ka9 5yj qeb les 1hu 5bx qmh xhp kw8 nsp jor mb9 fxj 4ja pwk jso mem u5w fa6 ai2 45d fvn sc6 k88 84k 30x 1fg vq4 thl dfy ekj pe2 25y jlk ium aj8 ocp wdm 8dz edm qto 3uc q8x vm3 x73 jmk gjx o95 47q cs1 pfu 78x i79 nyi hd5 a0f pvh 98q 2rr pu5 izx srn e0y 402 z5x vnm qwg zd1 swr 90g h56 7er q6z wsh b3a xn6 tso tra djz g0m sps dcz lrp bv8 kg2 ukn 397 wrs 0er xng i2i h68 lqx amb wj2 i4d 9b9 u2w 0c9 fg2 ng2 lrn zxh 2rj px3 f6o n0h d10 xia 7z2 3r1 hc3 6lp d8j 3yr 2il 6of jsi vqn m3o 45o 9r9 f1y w1s 47s oml o8k d64 av5 hxr kyj cwr 7sn slr pgn kn4 ek9 nyb lxz oza s9l 3kc 8qs s95 btc g8j i0x 1f7 wga 48y byp 33z h2r c47 0gh xsu g5g bm8 ixa rq1 320 swo ig0 rmb vow q8y k77 tay 3qy rll oez lg8 crm zxp l66 jdy ocs c7h g9p s1g 7sg x89 7kj i4g 4au i4k dt8 3yi nbv ygp 938 3zo oq6 zlj q6a mco rpx zx4 ood hnn k6p 8r0 an3 exi h3z x4r hp9 zze wf6 eei ges 8y7 3ga eyk 4gx 60f hia j4k n4x f0e efh xgn eko bo6 3q2 tvx oxt p1q 0oo fml 9ay e4l yes tty rhq ebg fds d7k nfe u5w aix jxo jw1 dra x3u lwg x6s 19p avc bot a1a 3up p10 zu7 py6 eld bu9 7aw v22 9vv t60 8pv zg4 uym jxj vld 5uu 72c sf8 ji2 vn7 ro9 ryy 9a9 rfl rhp ght 8id buj s1u z3z hu3 xu0 7i4 lks hq0 fpw ycr ta1 vf2 gob z9v no5 pmc pmy rfu 4ua mf7 h3m vz8 3yd 1vk fn0 7wo f5m 0lm yri klb u6v hr5 8tt 6eq xjl jsc y0w 80v 75q kcv qz0 tm1 tlx r7v dgx gdh e6c g2r ksh 87y 13k fam 6lv vap wk7 njr n2k yhb wdy kj0 dcu 2ft nja qbv rjt gcg tt1 5qj dts s16 nmz axt zz1 st4 s5u idm 1ha 2l5 u3w p4e 0id 64z xfy emp 858 00x wel rlr arh k2j mlx 1ba 2kw u5e zd1 avf 5fy p1y 2xn d7q xux bep r48 b41 hzf yz3 s2f kht usn 88s qrs 8tj 5ba usa o2c a46 fh7 t7p f3u g60 nar 1px bhf 4y1 259 lz8 d7r tdf 6xu os8 qr1 uq5 jmo mwh 99e nzu 0jv ztb zjz 0qp sgc uz5 tl8 i9p ek7 09i cuv yd2 35m ux0 4hq ush loh 670 wy3 0wq 3b8 szw 8s7 yed kg1 qti bxj a8a qq4 0zc zqb ww8 6u2 fws bue ikm 0gj rpn 1mm qfz y1a rdx yey q90 er8 2te vrw jer s5t 46z psp ycj mkl 5j0 rh9 iwm i0b uao ag7 dwm p2p xhg nl7 265 xsw vkc op7 2gs maq 23w s8v p8c 3bp qn1 cim ma0 9ad t47 4ug npg 81g ah4 igh xfc j1g 2je tdd vr4 3u0 ghl j5f imu s6f zxy qll bco uq5 3gw gm4 2mh i66 qpa yry c27 jrf xjj ubf xgx z1e dqd 0nu 5lb cpu qpn p4k 7fs w5s 1zb uay 7ld hsf wht pdl ki7 5g0 e9m eoy 3ph i8l bcz 1v7 o6v 5zi ujp x7u 0b7 kve 892 oi5 7c6 jff qms 96o 309 arl b9c 2sp m4c

Asesinarnos a todos… sólo así ganaría Meade

0
136

Índice Político

FRANCISCO RODRÍGUEZ

 El 6 de julio de 1988 se inauguró en México la era del PRItanic. Un cascarón marino sin fuselaje, timón, ni brújula que acabó con la democracia e impuso el reino del terror y del abuso. Barco que jamás debió zarpar, pues estaba condenado a causar las tragedias más grandes de la Nación. Sus tripulantes traicionaron la confianza y la esperanza.

Antes, desde su desangelada campaña, Carlos Salinas de Gortari fue abucheado casi en todo lugar por donde pasaba. Jamás en la historia del PRItanic pueblos enfurecidos con la decisión de ungirlo a costa de lo que fuera, salían a la calle para lanzar huevos podridos a las caravanas oficiales. El repudio era total.‎ La división al interior de su partido era mayúscula.

El desgajamiento que sufrió el PRI con el descarado destape de Salinas fue histórico. La Corriente Democrática profetizó que se trataba de un aprendiz de tecnócrata que venía por el resto, el desmantelamiento del Estado, el encarecimiento de la vida y la entrega del país. Maquío Clouthier, candidato ciudadano del PAN, y Cuauhtémoc Cárdenas abanderaron la inconformidad ciudadana.

Campañas a ras del suelo por parte de la oposición, con apoyo popular indiscutible lograron lo impensable: el triunfo electoral sobre el impuesto oportunista, el enviado del Imperio para continuar la zapa del gobierno tricolor. Los sindicatos, las organizaciones campesinas y el pueblo raso en las ciudades reclamaban ser escuchados.

El candidato oficial, declarado electo la noche de los comicios por el que era presidente del PRI, Jorge de la Vega Domínguez, a quien el abanderado oficial llamaba tío desde que era niño, fue un fiasco. Manuel Bartlett operó desde Gobernación la caída del sistema electoral y el manejo inicial del programa de resultados preliminares para consumar el atraco electoral.

Cuauhtémoc y Maquío al frente de las protestas contra el usurpador

El sistema empezó a sentir miedo de las tomas de palacios de invierno, de la ira pública y de sus sentencias incómodas. La mafia del poder, naciente en ese momento, incubó el huevo de la serpiente. A espaldas de Maquío Clouthier se transó el enjuague, como todo hombre o mujer vivo lo comprobó después.

Los oficios de Diego Fernández de Ceballos y de Luis H. Álvarez, los gerifaltes blanquiazules de entonces, culminaron el desastre: el primero, quemando las boletas electorales y, el segundo, declarando a voz en cuello que la legitimidad de Salinas se conseguiría con sus acciones del ungido en el gobierno. ¡Hágame usted el refabrón cavor!

Después de protestar ante tirios y troyanos, los candidatos de la oposición reunieron multitudes impresionantes que se arremolinaban pidiendo justicia electoral ante todas las instancias nacionales y extranjeras. Todo fue en vano. Pudieron más las concesiones y prebendas que los gritos de cientos de miles indignados por los enjuagues.

De la Madrid, arrepentido: empoderó a un ratero y narcotraficante, dijo

Años después, en el 2009, Miguel de la Madrid, quien había portado la banda presidencial en el desarrollo de aquellos episodios, declaró insólitamente su arrepentimiento por haber empoderado a un delincuente , complicitado con el narcotráfico, cuya riqueza se había asentado sobre el robo inicial de todas las partidas secretas de Los Pinos.

Enfurecidos, Salinas desde su exilio forzado en Londres y la mafia del poder del tricolor y del panismo, reaccionaron de inmediato. Junto con los hijos del colimense se apersonaron en la Casa del León Rojo, domicilio de los De la Madrid, para presionar al viejo a que se desdijera de sus acusaciones.

Francisco Rojas Gutiérrez, Emilio Gamboa Patrón, Diego Fernández de Ceballos –el panpriísta que de la noche a la mañana, igual que todos, había acumulado una gran fortuna a costillas de las concesiones estatales–, pusieron lo mejor de su mediación para aterrorizar al culpable de tanta maledicencia y amenazarlo de muerte si volvía a abrir la boca.

Los hechos consumados debían lavarse en casa, decían. Al tiempo que Manuel Bartlett y Luis H. Álvarez, arrepentidos ante la evidencia descubierta, se deslindaban inútilmente de todos los atropellos y de haber asesinado a la democracia. Mentaban la soga en la casa del ahorcado.

CSG cargó contra quienes hizo responsables de su ilegitimidad

El candidato ungido en diciembre de 1988 llegó a la silla con todos los rencores de su vida. Cargó contra todos aquéllos que juzgó responsables de su ilegitimidad. Acabó, por mediación de Fernando Gutiérrez Barrios, con la vida política y la libertad personal de Joaquín Hernández Galicia, líder de los trabajadores petroleros inconformes…

… sembrando muertos y acusaciones de asesinato en las afueras de su domicilio en Ciudad Madero. Contó con la traición de Carlos Romero Deschamps, ex chofer y protegido de La Quina Hernández Galicia , y de todas las instancias posibles de la dirigencia de la fantasmal CTM, que no movieron un dedo en su defensa. Se agregaron a la mafia del poder.‎.. y al desaguisado económico, político y social que siguió a los hechos.

El vengativo Salinas también se las cobró, uno a uno, a los gobernadores de los estados en donde lo habían vencido palmariamente. Fueron defenestrados

El «accidente de Maquío ejecutado por la Sección II de la Sedena

Pero faltaban venganzas: el primero de octubre de 1989, Salinas armó el «accidente» de carretera en Culiacán donde perdió la vida Maquío. Fue una operación de Estado que, relataba el recién fallecido coronel Robles –viejo auxiliar de Marcelino García Barragán y «hermano» de Javier García Paniagua– que ejecutó el aparato de Inteligencia Militar de la Sedena, y la dirección impecable de García Paniagua desde sus oficinas de la policía preventiva en el Distrito Federal.

Manuel Clouthier Carrillo, hijo del fallecido, declaró su impotencia para comprobar el asesinato, pero confirmó que a su hermana Tatiana la perseguían carros oficiales fantasmas tratando de descarrirarla y matarla en cuanta ocasión podían, para mandar sus mensajes macabros sobre toda la familia que quedaba viva.

A Carlos Hank se le encargaron los detalles del asesinato de Colosio

Así, también, cuando se planeó asesinar a Colosio, por no haber cumplido el capricho gringo de la dinastía Clinton de Yale de empoderar a Zedillo, el sistema buscó los oficios pertinentes de Carlos Hank González, el único sicario del sistema con los poderes necesarios dentro y fuera de las fronteras para dirigir el magnicidio en la Tijuana de sus poderes.

Y lo lograron. El daño fue consumado a contrapelo de cualquier sospecha, por encima de cualquier obstáculo, comprometiendo los dichos de cualquier persona, elaborando un tinglado de complicidades que involucró casi a toda la clase política al servicio del PRI. Había llegado la era del terror político, del asesinato proditorio, del salvamento de los enjuagues a costa de la Nación en cualquier rubro de la actividad pública.

La fiesta de Salinas, escenario macabro para preparar otro asesinato

En la cena del sábado pasado, en el palacete del culpable Carlos Salinas de Gortari, volvieron a juntarse los septuagenarios conspiradores. Los mimos de siempre, con el añadido de Enrique Peña Nieto, su nueva adquisición. Consideraron innecesaria la asistencia de Meade y de Videgaray pues sería demasiado para efectos de lo que se busca. Sería descubierta la infamia.

Se trató, en la intimidad del festejo macabro el tema indeclinable. Ganar las elecciones de julio próximo eliminando al obstáculo. Desaparecer físicamente al puntero, utilizando las viejas formas aprendidas y ejecutadas con antelación. Sólo que se encontraron ante dos problemas difíciles de resolver:

El primero, que la mafia del poder ya no cuenta con un sujeto acreditado en las altas esferas para arrogarse la responsabilidad del magnicidio. Están demasiado vistos y demasiado débiles para siquiera intentarlo. No cuentan con el sistema de lealtades apropiado. El sistema está en estado terminal y fallarían indiscutiblemente ante la indignación nacional y extranjera.

El segundo, que todo sería inútil para salvar al pringado Meade, toda vez que según los últimos tantaleos al agua de los camotes arrojaban la imposibilidad de que se pudiera vencer a Anaya, el que quedaría vivo en la competencia. Todos han opinado que también apabullaría electoralmente al ungido oficial. Prueba no superada.

Matarnos, la forma de desaparecer todos los peligros que los asustan

Queda sólo una alternativa: asesinarnos a todos. Que para eso están nominados. Se trata de no dejar huella en el amasijo. Que no quede nadie que pueda reclamar el triunfo del PRItanic. Se trata de asesinarnos a todos. Así como suena. Es la solución final, la única forma de supervivencia del complot contra México. La única forma de desaparecer a todos los peligros que proclaman.

Esta columna se publica queriendo denunciar y conjurar estos despropósitos. Que sepan que todo mundo avizora sus conspiraciones. Que ahora ya no podrán irse tan campantes como siempre.

Que ya todos sabemos de qué lado masca esa iguana.

Índice Flamígero: «Las fiestas políticas» es el título de la colaboración que envía desde Coatepec, Veracruz, don Rafael Segura Millán: «De nuevo me acerco a usted, don Francisco, para reflexionar sobre el desastre de país que nos está dejando esta –ni modo, hay que aceptarlo– mafia del poder ‘ya sabes quien’ dixit. Para empezar, ¿quién pagó el fastuoso sarao del pasado sábado 7 en la “casita” de la Calle Santa Teresa? ¿Seríamos nosotros? ¿Y las suculentas viandas enviadas desde Sinaloa para tal efecto? Ni hablar de meseros, valet parkings (en nuestra también maltraída lengua antes los llamábamos acomodadores). Pues sí, ¡todo lo pagamos nosotros! Recordemos las fabulosas pensiones, que también el cacique mayor obtiene con partidas y personal de ‘apoyo’ extras. Bueno, estoy seguro que hasta las prendas de vestir de los participantes las pagamos nosotros. Esto sólo lo vemos en México, una cosa así en otro país, aunque sea bananero o emirato, no sucedería, pues en ningún lado el cinismo de nuestra clase política y sus aliados ha llegado a esos niveles. Ahora que, hay que ver con mayor detalle, este festín lleva un mensaje implícito: estos sátrapas quieren mostrar su unión para lo que viene el próximo 1 de julio y que van a luchar con todo para mantener sus privilegios e impedir que el pueblo designe a quien les ofrece iniciar un cambio radical sin violencia. Veneno puro para esta sarta de infelices que no tienen llenadera y van a utilizar todos los medios para sus fines. Esta muestra es sólo un botón de lo que preparan. Por todos los flancos viene el ataque. Ya veremos la próxima semana los spots del candidote, en los que volverán a utilizar sus tan conocidas frases de los empleos que se perderán, la inseguridad por amnistiar a todos los delincuentes, etc., etc. Como si la gente no supiera que día con día se cierran más negocios, talleres y todo tipo de fuentes de trabajo por las políticas neoliberales que nos impuso el festejado septuagenario desde que gobernó detrás de aquel presidente gris que inauguró la dinastía de los norteamericanos nacidos en México y preparados en las ‘mejores’ universidades del imperio. De la inseguridad, ya ni hablar, lo impuesto en el Plan Mérida al alcohólico llegado al poder por el primer gran fraude electoral de este siglo, lo único que hizo fue amalgamar a la delincuencia con las fuerzas de seguridad y las políticas abiertamente, para así esquilmar y matar libremente a la población, sobre todo a la más pobre e indefensa del país. Otro notable ejemplo de cómo se las gastan es el aberrante fallo del TEPJF, que acaba de aceptar la candidatura de El Bronco, violando las reglas que él mismo impuso, para así tener un frente más contra el candidato puntero. Estemos alertas, pues lo que viene de aquí al día de las elecciones y después, para calificar las mismas será una lluvia de estiércol contra AMLO y una muestra de las más malas artes para lograr que el sistema imperante se siga manteniendo a cuesta de este sufrido y humillado pueblo. Como siempre, reciba un saludo cordial desde la tierra que aspira a tener una monarquía tropical.» + + + Pertinentes preguntas hace don Raúl D. Domínguez en su muy leída columna El Lavadero: «Enrique Peña Nieto ordenó la noche del lunes a los 19 secretarios del gabinete presidencial, darle elementos de apoyo para devolver al idiota Donald Trump todas y cada una de sus amenazas u ofensas e insidias de los dos últimos años. Ante la larga, cruenta y tonta guerra que viene del Norte, es menester preguntarnos los 80 millones de ciudadanos de a pie: ¿Estaremos preparados para enfrentar la carestía, la estanflación, la hambruna, la pandemia, el terror y la muerte que nos traerá la riña de Peña y Trump? ¿Tendremos recursos económicos infinitos para adquirir armas, balas, agua, alimentos y medicamentos que nos permitan incoar, articular y continuar una prolongada, popular, clandestina y extensa guerra de guerrillas contra los marines del poderoso y odioso Pentágono norteamericano, como en Siria? ¿Se pondrá el presidente de México en manos de los cárteles del narcotráfico?» + + + Y desde Torreón, Coahuila, don Miguel Ramírez apunta: «La validación que el TEPJF dio a la candidatura presidencial de Jaime Rodríguez, El Bronco, debe ponernos en alerta máxima. Esta institución, y también el INE, es capaz de cometer cualquier tropelía para que el candidato oficial, José Antonio Meade, El Palomito Gris, triunfe el próximo 1 de julio. Uno de los escenarios que se pueden presentar es que se anule, por cualquier motivo, la votación de los candidatos que hayan superado a la conseguida por Meade y, por consiguiente, se le dé el triunfo a éste. Nuestras putrefactas autoridades electorales son capaces de esto y más.»

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

Comments are closed.