Transparencia debe ser para todas las Alcaldías, todos los Gobiernos: Lizette Clavel – Circulo Digital

close
Alcaldías CDMXCDMXCongreso CDMXPrincipal

Transparencia debe ser para todas las Alcaldías, todos los Gobiernos: Lizette Clavel

Transparencia debe ser para todas las Alcaldías, todos los Gobiernos- Lizette Clavel

Entrevista


CIUDAD DE MÉXICO, 08 de julio, (GUILLERMO JUÁREZ / CDMX MAGACÍN).—La diputada por el Partido del Trabajo (PT) en el Congreso de la Ciudad de México, Lizette Clavel Sánchez, asegura que la rendición de cuentas debe ser transversal, una obligación de todo funcionario público, para todas las Alcaldías, para todos los Gobiernos. Y más aún en la situación actual de la pandemia del coronavirus que ha obligado, además, a restablecer la asignación de recursos.

Clavel Sánchez dice lo anterior en entrevista para CDMX MAGACÍN, y considera que la transparencia de recursos no debe generar temor a ninguna Alcaldía o Gobierno. Lo anterior, al referirse a la postura del Partido MORENA en el Congreso de la Ciudad de México, de supervisar la erogación de los recursos destinados al COVID-19, pero sólo en la Alcaldía Benito Juárez, que gobierna el PAN.

 

La rendición de cuentas debe ser transversal

—¿Cuál es su opinión acerca del Punto de Acuerdo que presento la diputada Valentina Batres, de MORENA, en el que sólo pide revisar a la Alcaldía Benito Juárez?

—Claro, a mí me parece que no debemos tener temor a dos cosas: una es la rendición de cuentas, que me parece no importa quién esté de un lado o del otro. La parte contraria siempre debe pedir rendir cuentas. De tal suerte que es de lo más natural que se esté especificando que sea así.

“Si es lo correcto o no es lo correcto, bueno, pues yo te diría que en ese sentido pues debiera ser transversal, y todo funcionario público está obligado a rendir cuentas. Y más aún cuando se está tratando de un acto como en este caso la pandemia y la contingencia, que nos está llevando a restablecer la asignación de recursos que se está haciendo para cada cosa.

“En este caso, me parece que siempre y cuando sea dentro de los Partidos, no habría que espantarse mucho que uno u otro pidiera rendir cuentas. Sí creo que debiera ser transversal, que debiera de ser a todos los Alcaldes y a todas las instancias de Gobierno. Me parece que eso es lo más normal que debería de ser.”

Continúa: “Ahora bien, lo que sí creo también es que respecto a ese punto específico que mencionas, bueno pues cuando se está hablando de las acciones sociales y más referidas a un periodo de emergencia, bueno pues están a la vista de todos. Y creo pues que está bien que se haga. Si creo, como te digo, reitero no debería de ser a una sola Alcaldía. Puede ser a todas, y me parece en todo caso que en lugar de molestarnos, enojarnos o asustarnos, más bien hay que felicitarnos o aplaudirnos. Lo que debemos es irlo trasladando: que la Alcaldía Benito Juárez sea la primera de todas las demás que tenga que estar rindiendo cuentas. O incluso que no se los pidiéramos nosotros los diputados. Que las Alcaldías solitas estén en esta posibilidad de rendir cuentas”.

 

Si creo, como te digo, reitero no debería de ser a una sola Alcaldía. Puede ser a todas, y me parece en todo caso que en lugar de molestarnos, enojarnos o asustarnos, más bien hay que felicitarnos o aplaudirnos.

 

La causa de Batres podría ser ciudadana o facciosa

¿Considera que es una postura facciosa el que la diputada Valentina Batres únicamente solicite información a la Alcaldía Benito Juárez? ¿Es factible pensar en Puntos de Acuerdo facciosos o tendendenciosas?

Yo, creo que más bien la pregunta sería directo a la diputada Batres, para saber qué es lo que le motivó a esta solicitud de información, porque si en todo caso lo que motiva la intervención y la solicitud que hace la diputada Valentina es de una causa de una solicitud ciudadana o de alguna denuncia de la que haya sido conocedora, ella me parece que estaría en la posibilidad de hacerlo, sin que se considere algo faccioso o político.

“Entonces yo creo que, más bien, esto dependerá mucho de la fundamentación que se dé, y de la causa que la motiva. Entonces, si no hubiese una causa como esa, pues a la mejor habría lugar a la interpretación que me comentas. Pero de no ser así, si hay los elementos que le están solicitando a ella como gestora de la solicitud, me parece que entonces se nos caería cualquier elemento de facción política”.

 

“Entonces, si no hubiese una causa como esa –ciudadana–, pues a la mejor habría lugar a la interpretación que me comentas.”

 

Extensivo a otras Alcaldías

Para este tipo de Puntos de Acuerdo tan relevantes, se esperaría que quizás el diputado promovente (Valentina Batres) o en este caso la Fracción Parlamentaria (MORENA), ¿sería factible pensar que se tome en cuenta la opinión de los otros Grupos Parlamentarios, debido a la transcendencia de la pandemia, y no caer en especulaciones?

—Claro. Si es una solicitud que fuera remitida a alguna Comisión. Esto sucede porque todos los Partidos están representados. De ser solo un exhorto, pues se gestiona y la autoridad sabrá cómo la responde. Si la responde en un sentido individual o bien, si hace lo prudente, para que sea extensivo a otras Alcaldías.

 

Si la solicitud la responde en un sentido individual o bien, si hace lo prudente, para que sea extensivo a otras Alcaldías”.

 

La CDMX merece un análisis particular

 —Respecto del semáforo naranja instalado por la Jefatura de Gobierno ¿Qué opinión le merece esta decisión y todas sus implicaciones?

Mira, más allá de calificarlo positivo o negativo, yo creo que el caso de la Ciudad de México merece un análisis particular, y éste obedece a que somos motor de la economía para el país. Entonces me parece muy importante que tendríamos que estar atendiendo en dos temas: la pandemia, que es la salud y que es la prioridad, y la segunda, que es la crisis económica derivada de esta pandemia.

“Entonces cómo equilibrar las cosas, depende no solo de las determinaciones que haga el Gobierno. Me parece que mucho tiempo estuvimos en rojo, en algunos de los casos, muchos de los ciudadanos no respondimos con la responsabilidad que tuvimos que haberlo hecho.

“Es decir: no nos cuidamos como teníamos que cuidarnos. No hubo el confinamiento como se tenía que hacer. Y entonces pasar a naranja muy probablemente obedece al necesidad de muchos capitalinos de salir a tener el sustento diario. Y no está mal que salgan para ello.”

Prosigue: “No somos tampoco ninguno de los que podamos estar calificando de positiva o negativa esta medida, pues no somos menores de edad. En todo caso, sí somos responsables, en primera instancia, de nosotros mismos.

“Entonces el semáforo puede estar en rojo o naranja, pero aquí es cómo nosotros lo vamos a estar asumiendo como ciudadanos: si lo haremos responsablemente, incluso cuando esté en verde. Porque este semáforo verde, en esta nueva normalidad, también tiene sus restricciones, también tienen sus condiciones sanitarias que debemos de respetar, y hay que ver cómo nos comportamos, tanto Gobierno como ciudadanía.”

 

Es decir: no nos cuidamos como teníamos que cuidarnos. No hubo el confinamiento como se tenía que hacer. Y entonces pasar a naranja muy probablemente obedece al necesidad de muchos capitalinos de salir a tener el sustento diario”.

 

No politizar el uso del cubre bocas

Durante alrededor de 100 días se desestimó el uso del cubre bocas que, incluso ahora ya es un símbolo político en los gobernantes de Morena e incluso el Subsecretario de Salud López Gatell tiene una opinión favorable acerca de su uso…

—A mí me parece que efectivamente, cualquiera que se atreva a firmar que garantiza o no el contagio está equivocado, porque si no el personal de Salud que lo utiliza no estaría contagiándose. Sin embargo, también tendría que decirte que otros países y –he tenido la experiencia, vamos a decirlo, personal–, de estar viendo cómo el cubre bocas es una cultura.

“Entonces, lo que no me parece es que se politice el tema. ¿Por qué? Porque si bien es cierto –el cubrebocas– no garantiza inmunidad, ni tampoco los medicamentos te garantizan la cura. Esto es una multifactorial, lo que implica que tengas el riesgo y el padecimiento de la enfermedad.

 

“Lo que sí me parece es que –el cubrebocas– ayuda, y eso está probadísimo también”.

 

Entonces en ese sentido usarlo o no usarlo, y en el caso de nuestra ciudad, que es lo que te decía hace rato: si a nosotros nos dicen que el uso del cubre bocas es obligatorio y no cumplimos con ello, lo único que estamos haciendo es poner en riesgo a los otros; lo que estamos haciendo es demostrar que tenemos poca civilidad y poca manera de acatar las instrucciones que se nos dan, y que son en beneficio de nosotros mismos. Yo no creo que haya alguien que le afecte que otra persona esté usando cubrebocas, y sí se afecta a otros el que alguien no lo utilice.”

Sigue: “No es una garantía, sin embargo sí es una barrera que impide la propagación mayor de un virus que no sabemos si se encuentra latente en cualquier superficie. Entonces, un poco de literatura médica, de literatura especializada en materia de epidemiología nos va a permitir saber qué, bueno realmente no tenemos un cien por ciento de cobertura de los virus, porque ningún cubre bocas los tiene. El que mayor capacidad tiene es en un 99 por ciento.

“Pero si sabremos que en algo estamos evitando la transmisión de esos virus si lo utilizamos, si nos dicen que es obligatorio. Hasta ahorita no hay ninguna acción restrictiva para ello. Insisto, se está apelando a la madurez, a la convicción ciudadana, de ponernos en cuidado, y en respeto hacia los otros.”

 

“El cubre bocas No es una garantía, sin embargo sí es una barrera que impide la propagación mayor de un virus que no sabemos si se encuentra latente en cualquier superficie

 

La política de salud, reactiva

¿Qué opina sobre la Política de Salud implementada ante el COVID-19? ¿Cómo ve el panorama en lo sucesivo?

—Pues mira, yo creo que esta política de salud se ha dado como en todos los países de manera reactiva. Ningún país, ninguna ciudad, ningún gobernante estaba listo para atenderla, y sin embargo lo que si diría es que hemos tomado las medidas que han estado probadas en el mundo como efectivas. O cuando menos para generar un menor impacto del COVID, de la pandemia.

“Sin embargo, lo que creo es que un proceso evolutivo, o dónde vamos a estar mejorando, implementado incluso en algunos casos, derribando los tabúes que tenemos. Por ejemplo, el uso del cubrebocas.

“O sea, yo veo ahora, incluso en las redes sociales que manejan que el cubre bocas es nocivo, porque estas respirando dióxido de carbono. Dices: ‘Bueno, pues entonces entre dióxido de carbono y virus, pues es mejor un virus… Pues me parece que no debemos entrar en dilemas falsos, como qué es peor, o si es de uso político o no. Yo creo que las políticas implementadas están en proceso, y lo que tenemos que entender, y es fundamental, es que estamos actuando de la mano ciudadanos con ciudadanos.

 

“Te digo que si a mí me preguntaras: ‘¿Qué es lo que nos hace falta por hacer?’ Te respondería: generar una mayor consciencia sobre el impacto que puede tener el virus en nuestra salud.”

 

“Más allá de que si somos ciudadanos políticos o ciudadanos no políticos, y lo que tenemos que atender es que la comunidad que conformamos es la que esta e riesgo y en esa medida, en la que somos éticamente, en la medida en que somos con valores propios, del cuidado común, del sentido de súper vivencia, podemos estar del otro lado.”

Añade: “Yo creo que las políticas están aplicadas, insisto, de manera reactiva, se han hecho de manera reactiva. Te digo que si a mí me preguntaras: ‘¿Qué es lo que nos hace falta por hacer?’ Te respondería: generar una mayor consciencia sobre el impacto que puede tener el virus en nuestra salud.

“Si de parte del Gobierno pudiésemos hacer mayor consciencia de que se trata de un virus, que no es una gripa común, que puede llevar a la muerte si se juntan ciertos factores; si nosotros podemos sensibilizar a la población de que nos es una mentira, de que no es un invento político, que no es un invento de las grandes corporaciones y de las farmacéuticas; si podemos decir que es algo que está existiendo, que está afectando y que de una manera u otra hemos tenido que enfrentar bajo unos procesos y características específicas.

“Pero que aún nos falta mucha conciencia; nos falta mucho nivel de actuación en lo individual y también como Gobierno. Tendríamos que estar haciendo, diciendo que sí, que la gente puede fallecer a causa de esta pandemia; que sí, que la gente corre riesgos. Y no tratar de decir que no está pasando nada. Yo creo que si conscientizamos, la gente responderá mejor también.”

 

“Yo creo que esta política de salud –contra el COVID-19– se ha dado como en todos los países de manera reactiva. Ningún país, ninguna ciudad, ningún gobernante estaba listo para atenderla”.

 

Congreso CDMX aportó contra el COVID-19

¿Cuál ha sido la aportación más relevante que ha hecho el Congreso local? ¡Ha habido un frente común legislativo en los Grupos Parlamentarios?

—Mira, yo creo que tenemos dos clases de aportaciones en general: las materiales y las no materiales. En términos materiales fuimos de los primeros, de las primeras instituciones de Gobierno que dijeron: ‘Hay que asignar una parte extraordinaria –del presupuesto– para atender el COVID, porque no hay dinero que alcance para ello, para enfrentar la pandemia. Y así lo hicimos.

“Hubo de parte el Congreso una donación económica. Han habido las modificaciones a Leyes y Reglamentos, suficientes y necesarias para que el Ejecutivo Local pueda efectivamente responder a esta pandemia con recursos económicos.

“Pero también con los recursos políticos y de sensibilidad que se que puedan tener, me parece también que hemos contribuido en actuar responsablemente, y no por legislar ponernos en riesgo, y no poner a otros en sentido inverso”.

Agrega: “Ya que, lo más pronto posible se legisló por primera vez y en adelante, en tener esas sesiones vía remota, que no estaban contempladas en el reglamento; no estaban contempladas como posibles. Ahora ya lo son, y no solo para la Pandemia, sino en adelante para cualquier momento de crisis. Eso no nos libra de responsabilidad. Por el contrario, nos dota de una doble responsabilidad.

 

“Se legisló por primera vez y en adelante, en tener esas sesiones vía remota, que no estaban contempladas en el reglamento”.

 

“Y me parece que además de eso hemos estado al pendiente de ver qué es lo que se requiere para ello. Estamos en constante trabajo. Me parece que cada diputado ha estado gestionando su apoyo de la mejor manera posible: en atención ciudadana a los miembros de su comunidad cada vez que requieren algún servicio médico o algo, o se encuentran con algún obstáculo y recurren al diputado, pues el diputado trata de hacer esa gestión, lo mismo ha sucedido con los grupos de trabajadores”,

Continúa: “El caso particular de una servidora, tuve la posibilidad de intervenir en favor algunos de los trabajadores de la Salud para vigilar, para impulsar que se les dotara del material de protección sanitaria lo más rápido posible, al inicio de la pandemia. Otra de las cosas que hemos hecho los diputados, por un lado, es de tratar conscientizar a través de redes sociales, de los medios de comunicación, la vinculación ciudadana que tenemos que tener cada uno en nuestro territorio.

 

“Pasamos de atender la emergencia, a enfermedades crónico degenerativas y no nos preocupamos por la salud de primer nivel, que es la salud preventiva. Entonces esta pandemia nos ha cambiado la visión en muchas cosas”.

 

“Me parece que estamos haciendo lo factible, lo posible en medio de una situación que nos tomó por sorpresa a todos. Y quiero creer que nos falta mucho por dar, nos falta mucho por entender cuáles son los procesos de Salud, cómo se dan los brotes comunitarios, cómo es que se convierten en pandemias. En mi caso he conscientizado muchísimo la parte de Salud y cómo se ha deteriorado nuestro modelo de Salud.

“Es decir , no me refiero a cómo no solo los ciudadanos no estamos teniendo las mejores condiciones para cuidarnos, sino que en el Legislativo hemos –cada vez menos– dado recursos a nuestro Sistema de Salud, pensando en que estábamos cubriendo lo que ya era indispensable.

“Por ejemplo: el nivel de trabajo; el tele trabajo se instala como una nueva normalidad. Además diría yo, como una nueva modalidad, donde muchas de las empresas ya encontraron un nuevo formato. Avanzamos cerca de 5 ó 10 años no lo sé en avance tecnológico, y ahora descubrimos el teletrabajo. Descubrimos por la fuerza otras condiciones en las que habremos de Legislar y para nuevas condiciones laborales.”

 

Además diría yo, como una nueva modalidad, donde muchas de las empresas ya encontraron un nuevo formato. Avanzamos cerca de 5 ó 10 años no lo sé en avance tecnológico, y ahora descubrimos el teletrabajo.