Sin pies ni cabeza aún la nueva investigación sobre 43 desaparecidos  – Circulo Digital

close
ColumnasOpiniónPrincipal

Sin pies ni cabeza aún la nueva investigación sobre 43 desaparecidos 

Sin pies ni cabeza aún la nueva investigación sobre 43 desaparecidos 

TRAS LA PUERTA DEL PODER

Roberto Vizcaíno

 

Omar Gómez Trejo, titular de la pomposa Unidad Especial de Investigación y Litigación para el caso Ayotzinapa informó ayer que en la “Barranca de la Carnicería, Ejido de Cocula”, localizado a 800 metros del basurero de Cocula, en el, el sitio señalado por la Verdad Histórica de Jesús Murillo Karam, como el lugar de la incineración de la mayoría de los 43 estudiantes secuestrados y asesinados la noche del 26 de septiembre de 2014, encontraron los restos de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los jóvenes normalistas desaparecidos.

Sin dar a conocer una nueva versión de los hechos que muestren otra historia del caso, tanto el Fiscal Gertz Manero como Gómez Trejo hablan de que la investigación realizada por los diferentes titulares de la entonces PGR ha quedado anulada y desechada.

La revelación de la identidad del estudiante Christian Alfonso Rodríguez Telumbre se suma a la de otros dos normalistas: Jhosivani Guerrero de la Cruz Alexander Mora Venancio cuyos restos también fueron llevados a Innsbruck para ser analizados genéticamente y cuya identidad se supo a inicios de 2015.

Así, a más de 5 años de los hechos, de los 43 sólo se sabe la identidad de sólo 3.

Gómez Trejo no informo que ocurrió con los otros 5 restos que él entregó en Innsbruck, de si fueron desechados o todavía siguen en análisis genético. Ayer indicó que su oficina ya prepara otro paquete de restos para ser llevados a Innsbruck para su investigación.

Mientras en esta Fiscalía no den a conocer otra historia sustentada en hechos y declaraciones reales, sigue vigente el hecho de que los 43 estudiantes de la Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, fueron detenidos en Iguala la noche del 26 de septiembre de 2014 por policías municipales, y entregados al cartel Guerreros Unidos cuyos sicarios los asesinaron e incineraron a su mayoría en el basurero de Cocula y sus restos arrojados a un río.

Hasta hoy al parecer no hay otra versión.

Sólo se sabe que en la “Barranca de la Carnicería, Ejido de Cocula”, a 800 metros del basurero de Cocula, se encontraron 15 restos 6 de los cuales fueron entregados en Innsbruck donde ahora se reveló que uno de ellos pertenece a Christian Alfonso Rodríguez Telumbre.

Esto, antes de anular la investigación anterior, la ratifica porque el nuevo hallazgo se hizo en un sitio que está dentro de la misma zona que el basurero de Cocula.

Y si se encontraron nuevos restos, aunque no lo especifican, se supone que son resultado de una incineración, lo cual, insisto, fortalece la llamada Verdad Histórica que tanto sarpullido les da.

Esto también señala que los jóvenes fueron asesinados e incinerados como se dijo desde un principio. Vale la pena señalar hoy que el primero que dio a conocer el lugar de la incineración de los 43 fue el padre Alejandro Solalinde, no la PGR de Murillo Karam.

¿RETOS UTÓPICOS, O ALCANZABLES?

Ricardo Monreal consideró ayer como alcanzables los retos de la Agenda Internacional 2030 que en su primer punto propone abatir y acabar con la pobreza en el mundo.

En un encuentro virtual, a distancia, el presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado conversó con un amplio grupo de especialistas que se conectaron para la instalación de la Comisión de la Agenda 2030 que es presidida por la senadora petista Nancy de la Sierra.

El zacatecano indicó que ningún político o ciudadano pude rendirse ante los retos que plantea el desarrollo de la humanidad y para comenzar los de alcanzar un desarrollo sustentable.

Estos son imprescindibles para caminar en la ruta del desarrollo en el presente milenio, dijo.

Luego de saludar a Mónica Fernández, presidenta del Senado; al embajador Juan Ramón de la Fuente, representante de México ante la ONU y miembro del Consejo de Seguridad; a los Dante Delgado, de MC; a Miguel Ángel Mancera, del PRD; y a la senadora Geovanna del Carmen Bañuelos, del PT; al gobernador de Colima, José Ignacio Peralta, quien preside la Comisión 2030 en la CONAGO; a Antonio Molpeceres, coordinador residente del Sistema de Naciones Unidas en México; al subjefe de análisis e innovación de la oficina de la Presidencia de la República, “lo vi conectado”; a Martha Herrera, presidenta de la Red Pacto Mundial México; al embajador Miguel Ángel Ruiz Cabañas, representante de la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de la ONU y al gobernador de Michoacán Silvano Aureoles, afirmó que la agenda 2030 es clave para lo que está por venir.

“Los Objetivos de Desarrollo Sostenible dentro de la Agenda 2030 fueron concebidos como una hoja de ruta, para darle continuidad a los logros y pendientes de los objetivos de desarrollo del milenio; una tarea extraordinaria que nos hemos propuesto todos los países que suscribimos. 

“Pendientes que causan dolor y sufrimiento de millones de personas alrededor del mundo, cuya atención debe ser una prioridad para la comunidad internacional y que incluso bajo condiciones normales atenderlos y superarlos, es una tarea titánica y compleja.

“Estas tareas que nos hemos propuesto, son verdaderamente impresionantes.

“Para muchas personas, el planteamiento de los objetivos resultaba incluso utópico. Para muchos es un ideal inalcanzable.

“Yo no creo eso. Creo que, sin embargo, a pesar de esta opinión, que la pandemia que estamos viviendo, que nos ha golpeado a todos, este COVID-19, nos obliga a reflexionar sobre la importancia de contar con objetivos claros, con un rumbo fijo y con indicadores definidos que reflejen el progreso de cada país, rumbo a la eliminación de los más desgarradores males en la historia de la humanidad.

“Por eso la Agenda 2030 es imprescindible. Pensemos, por ejemplo, en el objetivo de la agenda misma, número uno, que es poner fin a la pobreza en todas sus formas, en todo el mundo, en todas sus manifestaciones, en todo el bloque, el planeta.

“Sabemos que de que de 1990 al 2015, el porcentaje de personas viviendo en condiciones de pobreza extrema a nivel mundial, pasó de 35 a un 10 por ciento más. Se trata de un avance significativo que refleja los logros sí, pero también los rezagos en materia de lucha por mejorar las condiciones de vida de las personas. 

“Los porcentajes que tenemos son muy alarmantes.

“Ahora bien, es importante reconocer, desde la comunidad internacional, y desde cada particularidad nacional, que la pandemia generada por el COVID-19, pone en riesgo todos los avances, y para ello basta con revisar el pronóstico de la CEPAL, donde se estima que la pobreza en América podría aumentar en casi 5 por ciento a causa de este virus, de esta emergencia sanitaria.

“Esta es una realidad a la que ningún país está inmune, y que además permea no sólo en alcanzar la erradicación de la pobreza sino en el avance que se había logrado para alcanzar las metas que la Agenda 2030 plantea.

“Es decir, no nos hemos frenado en nuestros propósitos y en medio del difícil clima mundial, el papel de México y el carácter humanitario del Gobierno de la Cuarta Transformación, coincide con el anhelo de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con el afán de crear un mundo más justo, un mundo más equitativo”, precisó.

Recordó que durante esta primera etapa de recuperación, las políticas implementadas por el Gobierno mexicano, se han enfocado fundamentalmente en atender las necesidades de las personas más vulnerables.

Obviamente, dijo, es un asunto polémico, hay puntos de vista distintos, encontrados y dispares, pero es parte de la democracia.

Pese a todo, concluyó, México ha avanzado en la cooperación para el desarrollo con otros países, reflejada en el Objetivo 17, revitalizar la alianza mundial para el desarrollo sostenible, en el cual esta Administración ha jugado un papel importante desde sus inicios.

rvizcainoa@gmail.com / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa

Tags : ColumnasOpiniónPrincipal