Principal

PRD local plantea proyecto de ciudad integral, incluyente y democrática

Ciudad de México a 28 de Marzo (AMPRYT/CÍRCULO DIGITAL).-Al señalar que el gran pecado de la ciudad es que es superavitaria, Raúl Flores García, dirigente del PRD capitalino, opinó que la izquierda debe ir más allá de sus propios tabúes y ataduras para que haya desarrollo económico en toda la ciudad, en un esfuerzo conjunto sociedad y gobierno, con un manejo mejor planificado de sus recursos.

El dirigente del PRD capitalino consideró que el proyecto de izquierda en la Ciudad de México fue exitoso, pero reconoció que no generó un desarrollo equilibrado y justo en toda la urbe, pues las zonas sur, sur-oriente y poniente de la capital quedaron rezagadas.

Ante esta situación, Flores García sostuvo que la coalición Por la Ciudad de México al Frente representa una oportunidad de impulsar un proyecto de ciudad integral, más democrático, incluyente y participativo, que dejará atrás, de una vez, las propuestas unipersonales y autoritarias.

Sostuvo que la conjunción de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano, no sólo permitirá la consolidación del primer gobierno de coalición en el país, sino la estabilidad legislativa en el Congreso local, para garantizar la gobernabilidad en la capital.

En esas zonas rezagadas, dijo, el espacio público sufre un gran deterioro, lo que a final de cuentas tiene un impacto negativo en el cuerpo social, por lo que en primera instancia la propuesta del Frente será poner toda la atención en las regiones que quedaron marginadas de las políticas públicas de los gobiernos de izquierda.

Sostuvo que como gobierno, el Frente, y en particular el partido del Sol Azteca, promoverá la articulación de una política pública para toda la ciudad, que haga sentir a quien vive en Tláhuac, Xochimilco o Gustavo A. Madero que tiene las mismas ventajas y derechos de disfrutar un espacio público que contribuya a su sano desarrollo.

Agregó que impulsarán la tecnologización y reconversión del campo para que no sólo haya más producción y trabajo, sino para generar empleos bien pagados, con un esquema de apoyos para las zonas rurales de la ciudad, así como capacitación constante para los campesinos.

“Queremos implementar políticas públicas e incentivos fiscales para que a los empresarios les vaya bien, y eso se refleje también en la mejoría de sus trabajadores; sin descontar los beneficios que generan nuestros bosques, fomentando el ecoturismo, lo que ayudaría a evitar la tala de bosques y proteger el medio ambiente”, indicó.

Reconoció también que faltó una buena planeación, que se espera subsanar con el Instituto de Planeación, mismo que contempla la Constitución de la Ciudad de México, donde lo mismo Tláhuac que la Miguel Hidalgo tendrán que tener claras sus potencialidades y necesidades, para en ello enfocar el presupuesto.

Subrayó que van a revisar y terminar con el contrato leonino de la subcontratación para más de 20 años de los trenes de la Línea 12 del Metro, porque se trata de un robo en despoblado.

Buscarán equilibrar más las finanzas públicas para invertir el presupuesto, que es dinero de la gente, de manera planeada, estableciéndose una vigilancia de la ciudadanía, apoyado en un Congreso local para que se atiendan las demandas de los capitalinos y los recursos no queden a capricho del gobernante.

Para movilidad se debe establecer una estrategia multimodal, porque implementar más líneas del Metro no es una panacea y primero se tendrían que tener los recursos y el presupuesto suficiente para concretarlo.

Impulsarían más transporte público, más eficiente y barato, donde el sector público seguiría siendo cabeza de sector (sin descartar posibles alianzas con concesionarios) para beneficiar a la mayor población posible, porque se tiene que acabar con el sistema de microbuses por ser inseguro y ofrecer un mal servicio.

En materia de agua, propone establecer dos redes: primaria y secundaria, ya que hoy tenemos una multiplicidad de sistemas no integrados, así como un sistema de válvulas inoperante, por lo que debe haber un sistema troncal de la ciudad que opere de manera electrónica, desde el flujo hasta la regulación de presiones.

Tras señalar que para tal proyecto se requiere de una mega-inversión, el dirigente local perredista aseguró que meterían en cintura a los megaproyectos comerciales que son grandes devoradores de agua, para que implementen sistemas de reúso.

En materia de seguridad pública, Raúl Flores subrayó que no puede haber seguridad con desigualdad e injusticia, por lo que debe haber mayor supervisión de todos los implicados en garantizar la justicia, desde el policía de a pie y el patrullero, hasta el judicial y Ministerio Público, así como los propios jueces.

De igual forma, señaló que si queremos una mejor policía, ministerios públicos y jueces, deben incrementarse sus salarios, hasta que tengan un nivel digno; al tiempo que deben proporcionarse incentivos, ya que a diario arriesgan la vida, sin mayor reconocimiento; además, puntualizó, debe apostarse por mejor tecnología.

Expuso que debe castigarse con cárcel la portación ilegal de armas, sobre todo las de alto calibre y de repetición, porque corremos el riesgo de parecernos a Estados Unidos, donde son frecuentes las matanzas de ciudadanos inocentes.