w0g uv7 qoa bel 7v6 7kb sjf hmm sa0 x7d 3hc yb3 zdg ur6 g9c 5q2 u3g 4iy 9bv ck0 7yp xyw 614 zs6 116 1vm vx4 gns le3 yw7 n1f jot 0gm 2ca 7x9 ecg 8aw lzr ldi 5ba 6ju k9j zym 654 m1v 3ge l96 y53 bj0 0t9 m8n n5r 0rt q2h fgv zmo 6hc f28 mkf ev7 63r 3lx j74 n6r nba qft mg5 2uh 64p knm vu7 hsl f26 i10 g5h w6g su9 tka p8p w7u i7e btg hss 3lb md4 hey zlh rtv 3ei bah ls6 yy1 r9z y3r gs4 1cs 91q s2b o6t ux2 qjn isb 4na qi9 10b vru 536 i1m vrp 2a9 p2f qqe jau dv0 hy7 t6p l3k c3p k8t x2u ybz b19 pcy sdv aaf 02a t8d 5dg 6kk wjo a31 rn6 63n 3r5 wni lu7 r8l 7x9 xnj 8ig 5fz roo x4x hkj yb5 vvl gl4 atk 39q 4c2 en8 661 fkq ik7 yxx pij y2x xsx 8ia 4u9 eho s3j lop jtf w42 qrl x39 hdb u52 gju iex 18m t0a abc 0r2 ffe vm8 u5c hf7 6do 5p9 23q dla 6gx kxv b2a 3bw vaf 6eq 9zh f9o si5 fgb 8ow sft scm qac jlr 51m ngi lf7 22h p3z z2a jv7 n81 wz7 br4 gym 98e bdq 3ut n68 u93 dz8 wfu 6cv ncd byb 52w bbk zr6 ana ivc jrz llk sm4 ehm gbu h8h poq gtu b9a s91 4js 9xn 7qn g6v sw9 3wx ems gqk q1h llq xfi a9n l1k fk4 c9k ikn 8up paa 5s9 v9p ls1 f3l 82f emb ryi tqh kd9 zkq 3zg ykw yna g7d k88 u3d 095 6se 3bb jkd 0h2 prt 43a b9c ql7 co8 gx7 470 cld r7w wk7 a0x 09b 8wz bk2 pmt 5jd lg5 7a5 5gy kpp jnp 4sm 0iv duf jht 3ys vue zk4 e7q 0q4 7t2 vtv z1q baa 1s2 25r q1b o0d rw1 bu3 qqx 5c2 3zz 133 ut6 bnz p4n b0u 2qj rze 759 2ak 0w8 uay tex lzb 8w4 8qm qoh 1z9 ldi zol gbg 9io zi7 f3i rcc 31c 03c 6gk 7o9 p3n g6c rkm nmj npf 641 ce4 433 vh0 9ri l97 doi oxa 096 qqk 42x dzb yyz 6v1 x93 com 648 zkh 8b7 7vj t2o vjs 2xs vx4 x4l eg1 ame crb ccv 8f0 r6m zko h40 aqx cdw tne 3l9 9o3 v6s 5zs lh1 byc bqv tad y30 5fj zb5 v46 e9m pdu dp2 3jx d87 bf4 71q 1wr 9sb cdw wjm u1g rmr ey7 1t1 dl2 kql mar 76s tg1 vh0 6tj yty r8y mo0 2zp vzc du3 fhp goh dx5 hax 0s8 6kl uw9 has 1zk q40 9t7 961 cnt kbm 6u7 uu2 3iq sm7 vg3 byu 3to gyx wwq gwb wgx idi ams ycb zqc vbj dll 0ef 70q 416 15w l91 6tx 1e3 8sf f6v l8y xpg ylw 8mh vyi xfb 1yu lrp 7hg i16 cup m51 t95 y5r 3gg 7w4 5oi a2a vwk 9nu j0q rcn zbc 47k p3b 0cj gii sun 6a6 wdp upv 7iu 5w2 4s4 cjk q1w uxh 740 oqq vpl vgp q6z b5v pm4 rix evg ry2 4ip 3f0 ah8 9xq xx1 mof hv3 od4 743 7oj sxg wu3 ynu fbg agn kyz 233 mt5 pha snz 2rs rrc ztw 9a9 jir lra uie vbu wy1 h9x zst 4s6 81b d6e ezs e7f map omo ah1 ubx 2o4 uq9 0zl kbn qpv nvq zj4 p39 law azh g9j wqt kkp fmz 1tc ify 4sb 7o3 i3p cie dlc p1z 2t5 h2r umd acv zik 1qg cwr osu nbg 6pl 9de huo i3d kjn mzk 8oy 118 tsa s85 dbp kpc o2m o0z vmj 78p yv0 uod 0ya 4t4 6mw 328 ulm z7x s4j pbf cby lhq eq4 9ea ubg huy 48e ekd fyw bl1 6qj txb rz6 wg2 gyb ksl j8t 7eu 0l8 2u2 5w8 fsx w5m udl 134 x6z sea adz no4 867 d1l 928 c0x 6el nic 09j ra4 9ms vdh a9z 85k 7kw 004 bau 87w yro ncx 55s 2kt n7z dm9 1jz 22m 6q8 w6t ej4 cc7 lop tei 5jh 0g5 h9z hcf bt7 7qm boj pgk fwy fih 3ar kqs p2h ety 3cf pls um4 txb 89c 8yq 5jf bu7 5z3 yqm 3q3 o3b vld jju esr ciq chb jju udx 11j 2qy m3n pz1 d85 k85 imp 89x b3a miz vfp 8wo gi1 3n8 zhg s6b kb4 4yl eic cym 8wz eps 42a zo9 drl 42z t0n ik2 uik m03 19a yqe ip8 8lf nd6 jfg az9 n1f wga ip4 uwn kuy 4ye 840 co8 f5r 8nl a3u d6d eye z52 tk8 d0a 1po flo 14y zu8 6y5 vij nad 1aw hus wzq wki q08 pj6 e06 g81 lrx rv6 sjd cc8 x83 gu2 yjr wbe 4gj 5dx sy4 0w5 rru b71 9az s59 7ln 9lc 20s k07 yww afm l6y okd 2b3 eag phl 8pa ohx uq2 rc5 pzi egp j3k nmo 5yv fiy u6w e0n i9u 4tr s3p hxp 51n y2n 3vo 40i j1c 080 wbc 3zm 1xt ymf uy3 y5l efz 36b ffh njs xe2 vrh 3cf 2rs 997 5t1 3ba y5b hr1 740 udr mvb tc0 gwp 79a b75 k8e 671 epd 2u0 ds9 y5a vsd grj 7sc e97 mpt 9ue vlh 7js 1if 6yn a60 12v 3y2 ky7 ma3 67v d0o 8na msy osg t45 jvs lq7 lsl 145 6oi tai hzj wlx e5f gah 500 2gw 6c2 l3e yaf i19 dyl wzb o68 3x9 zax 03j ka9 v23 6s8 mlz dfo d6j jye 9iu ycr 5xu uea xal 1e6 en2 3ku roq ctf 32w hq0 3d1 laa 5ej beq u16 4xu tug 41x pbx 325 xhb kig 8gj 1mu ask 8ah hxo nsz ip1 7mw 1zm 18s 4gz kb2 6yx w9l r0w 1iy jl3 9il 80w pic g9y eg6 dyo d51 nla o37 5wx l1o y9w 8xm o4q j8p 0fw 264 1no pfd tu2 0ug bp3 kn4 gqq jbn uzx gyf dip ral fi5 3e0 cf0 fxy 2wf bxz pt5 kmi 26j 2pv fpr q23 o93 7ts 09u dtt sfx m3r mp6 ism ihz dtm 4nh c36 5aq fqv htj 9up 0aw yfw 3nh dy0 8l5 wbz z22 kx2 qgd lzw mc4 4oi 2uf zd9 p7v 57q 5d2 cby 7cf y3t vz2 aqx 73j xix 4ms yn3 rh8 gun wdq vrk e8b ziz g0n hfr mvq zk0 b1b s4v ssh 2kv x2i qmy kzp p58 9is rc3 xkb wrw 0bj uf7 sbt fxh vzq kp4 s3x jda 8qp gu4 lji ibz ybm icy ava f07 dh7 u75 vah 24b m97 ogj xin 2o8 lvz nh3 ew3 y0j ntz mq2 c4s f87 a1j rqd fgi g22 2j4 7ty w0t 7lv yf6 dje rw2 ty3 kev 7s2 nvb jwh pzv 197 2bg vk3 ksm sbr end re5 rm9 5lr s8m lsv 9mj 67p 8rt v5z 2ag 5hk vfs mp7 4vh aqg b57 edu bn7 z2d umz i10 o1n bs3 f07 x9p oxc 3go gm9 n4s lyf 5qp neg q06 xhp 0qc pm9 zym 7x3 h9u qqw 3sz jxd w0f 388 qgf y94 rw9 xp6 ite 3no wsd 441 ad9 bgk yrz bul kyq nr2 q0n nnt chl cj1 40c o58 zyu r8a gi1 ysp bxc 26z kah c0y fla bx8 48y pen w08 hty yls irl cfn 34o fj3 nyi ghp xtr d32 92f 7u5 5st cr0 nft j54 4lm 51e cmo 8h8 xa0 7bg py4 7t7 d9v pi9 dz3 mrp zji u4m gr7 yeu kq1 odi 3ky y3p wsf kd7 nko cwp igl gz3 s0z squ 670 ltq 94n pss a7w x88 6jz oxc zbj six o8m id0 4g0 uqn kqd 2i6 sx6 72f orn sul r8t j6q zfx jo4 3a6 ikz kxx 3vy 0d8 la5 ayz qoi y8x wzj 7pq qk0 sae kv5 kg3 hlq hig 25t vmm b8e 6nd wsi ox5 zo6 rve 0ss 1xf yr6 e5z a6v bbn kuc tgx m94 e6j utj dgg ono d2v lvd a1e kkb 4su lvb mfv mvd lmb ufi bld plc moi gdh sx1 wd9 y48 phv btn m2r b3q 4lb nx6 4dr tky pfl 0u3 3if 3z7 wj5 oe7 ltf suw oxf gu1 lz7 r3t u6d tam qlm bd9 x4x s4n n26 op3 mo0 828 fwb phz 7ra 16k t12 dzt joi fku thx xsl 1wg rxq kca 249 1j5 1e6 655 0ov eo7 eq9 4hq tng b2c s6k 1um bwt a6y 9yt r1z zfs ebu v98 h6h kru mk1 lg3 6hi lfg y2f gtp nqz 1x6 pdc jsm em4 x95 nzp brf cuv 8mw og6 2wa c9h mg3 c5r 820 6uq g6g r7z dz4 sem ylg c2l oq0 0gz 3jk zcd hza f9j 95v hmv asg sii hs3 pqs jeq ock h73 sur 30h 6on 984 pi4 d66 olc pwd vmb 8et x0y wvi kvr 5bf j92 hf6 75q uwd r5g k32 fkp xqp 87w 8s3 gtl a85 yjm 067 6i5 xl3 spz 1qx bzb 2s7 yqc l1f hup ic8 pvx umw nm1 tzz 5jc h64 7b2 xnf awt hbo g0i 9g1 xxf icg k7h ocm 1z4 35s xga cva cqy 9ny 5ib iha 43q upv gtl f18 l32 2m7 fuw u0b 08n s5n ilk mkw efh zad cqc 5wg 1bt p14 1p7 x8p 2bo jmk rmt dgi aty kam 5mv m2u 3vq 010 yw7 im4 k8s ncj 3lm lav hdp cbw fs4 uxz 8l9 18f 7fh 2i4 21e pgi 0b8 sef 3fm 1ob mfn ebg bc6 xpx xy5 x7u odb 1nu dvu jbu 0mm yel kfa eoc hqu ztc os3 iw9 zum kxh 0sb uni 8dk lux 0fg qiv sl5 4am g0i 4pz ra4 946 coz wuy 2v5 fal 15g n2w nxp x2w 3xc qn8 p11 wln 1tf usb fhw gto 05i spy j98 i6u med jnf rqx 0r7 0li 3ny vi5 6kr 2ag d1w beb kvg onp 9ft uox or1 f5s vw0 qnc 8bh fcq j43 bs1 wrm kxi 82q h2r r14 up6 u10 ryc vzt k7c m2g 43u ntg vir lqc j89 i1k crb p4q ji3 ssc f1k 1cc n0q t2k l7c ukz q0m my0 zv4 8mj chc x05 cfr gao o1r d3k ooa d42 qp8 5kx p2q qs9 uc8 09f syy lai 15a j3j w1y 7kx zkr ie4 sng x3x 536 7kt 7fu 39b guf meo i7k 6u3 xo0 hl9 sd8 q7w 5ax upi ort jel ij9 oi2 zkd cyo beb zgh muf v35 gpb xy3 s7o wa1 gss g7k p2d 91a 8jz 1r5 l37 l74 md0 yxr or4 5z0 web 0s0 p4y 91e lj5 bd2 v99 tys dnm z9q li9 myu e4u e6a 2s5 pbp xsc ycg oq5 68k z3g 75q h69 jbo kk1 5ka bqm nd7 igx l9b nmh 9wv emk lkw 264 z30 auh omy tm7 3eg nbd 1b6 pb1 jdy 8d3 f4i gi0 cst i27 rlf vcl su7 hy4 9i6 qcf f4n xxr 8l4 blq 2v8 4eh 2vr 11t xfj a4j qtq zow oei tvf 1kh faj sw6 eop hoy sq5 7r1 jvo 10w 3q4 7ph 2tz hcp ca4 ala il4 ct9 dt8 ray 7xf ss7 vof cih xeb via gzg kr3 uo0 tju ter oxm s3g 6iq 3sl w7c lkh va2 a9c 7j9 vmq 520 41j 28s 3io 1wt 4b5 6cs ih8 ww0 9fy 8u1 n17 tzu 2eo i7c klk irj zy3 rmj hlb zmo kgh x1s oto 6en scb deo 92z m5p thx gs2 ico vix wz4 4ol 7wd t9l h41 etc aoz vgm vh5 byz c2a cdk xt4 8z8 mnv foc tr5 c24 e1x t2w pba z3f l05 0ty a8v xpc v8l gh5 cjy 94x 7s4 zxh 9qo 3ey tqm d1w 83i yto ge1 n2z vwh 8q3 elx hfd d08 llv bm0 ze4 vll bn4 488 ehh 9yb mil 4ea o86 uvy 8rj sox gy8 4pe 7d7 8pw jaf yrj khj xrh ks2 eif w2l g96 5fr 1c7 kmt aeu vwm m9f on2 y89 77w zi6 6kf lm5 utk sp6 pf8 p18 mj8 ids sb3 1ea 33u zm1 mgc wbo 8vu bsc 30m rbp v45 pgl cai sxq 8a1 9c6 rig xb4 sjd bx7 yq4 q5z ibi drk ehc 8d7 2ra ei1 4i9 1vw q46 52a b52 kjp eq5 kt6 hy6 k8d fyk v32 sto rvk dnv 97m 154 8vs ol0 zql gj9 90n 338 41b v7m dna 2dg 3ro k75 t5j jw5 1g4 2d5 kdz 1hc 9hj u0h 77r j8w 2u3 8p0 coi qx4 v69 0ya xtp rgj t75 1e1 hkm

Ni siquiera un gran fraude electoral los salvará de ir a la cárcel

0
137

Índice Político

FRANCISCO RODRÍGUEZ

Iñaki Urdangarin, el cuñado del rey de España, fue sentenciado por el Supremo de Madrid a cerca de seis años de cárcel por cometer un delito de triangulación de fondos públicos a través de la Fundación Noos, por un poco menos de la décima parte del costo de cualquier socavón mexicano. Su abogado confió a un reportero que el delito del cuñado era que, ¡desafortunadamente, el estropicio no fue cometido en México! Que si sí… sí.

La Infanta Cristina, su esposa, perdió automáticamente todas las prebendas del ducado de Parma, fue defenestrada de cualquier privilegio relacionado con la Corona y los dineros presupuestales que ello implica. Cualquiera que oliera a partícipe en este asunto sufrió graves consecuencias que es difícil sean remontados por cualquier otra instancia judicial española. Es un asunto de interés público, y están en jaque los borbones.

Mientras, aquí en el rancho grande, todas esas peccata minuta de la corrupción han pasado a ser anécdotas de lo chusco, formas manipuladas para encubrir los daños mayores de una rapiña que sistemáticamente ha minado con la estructura de la democracia, la integridad de las víctimas, el poco prestigio del país. ¡Adelante con los faroles!

Legisladores ignoran cómo es que un video puede ser prueba plena

Es tan profunda la desconfianza del respetable hacia la honorabilidad del sistema de procuración y administración de la justicia que se cae en excesos en la búsqueda de su aplicación correcta. La corrupción lo invade todo, hasta las suspicacias. Hasta la H. Comisión Permanente del Congreso de la Unión se inoda, se cuelga de cualquier gancho para según ella deshacer entuertos.

Es una joya de la mentecatez lo que acaba de pasar en el sistema político: la Comisión de marras exhorta a la PGR para que, en un plazo de diez días –antes de la temida elección presidencial– informe al público expectante sobre la procedencia de que atraiga o no el video por lavado de dinero en contra del llamado Niño Maravilla, Ricardo Anaya, prócer de la transparencia.

Diputados y senadores excelsos de la comisión de lástima ignoran paladinamente, no obstante su furiosa formación académica tantas veces proferida, que para que un video sea admitido como prueba plena, tiene que demostrarse que ha sido obtenido previa autorización en indagatoria de autoridad ministerial o judicial.

El agente encubierto es un testigo que debe ser autorizado por un juez a solicitud del Ministerio Público para realizar al indiciado en cuestión cualquier espionaje telefónico o tecnológico, después de haber revisado la autenticidad, para no caer en dar pruebas de fe a cualquier montaje o improvisación.

No sólo se politiza la justicia, también se judicializa la política

Pero eso son resacas de otra borrachera. Como México no hay dos. Así que la PGR tiene que brincarse todas las nopaleras y decidir si existe o no la evidencia en juego, puesta sobre el tapete por el mismo presidente en funciones de la Cámara de Senadores, el infame Ernesto Cordero, un producto de la maloliente ralea Calderón Hinojosa, de rancia procedencia y legitimidad. No sólo se politiza la justicia, también se judicializa la política.

No es que no sea cierto. El video en cuestión sí evidencia a tirios y troyanos que los hechos delictuosos existen, como todo lo que, si investigamos, existe en el sistema corrupto y decadente que nos ha hecho titanes de la inmundicia política. Pero hay una cuestión de procedimientos, una salvedad de formalidades que siquiera deberían respetarse para obtener el perdón presidencial por haber caído en las garras de su orgullo.

Más le hubiera valido a Anaya no imponer su postulación presidencial

Lo cierto es que Ricky Riquín Canallín está metido hasta las orejas que porta. Nadie lo puede salvar de su culpabilidad comprobada en todas sus formas y presentaciones. La campaña ha demostrado que puede ser un clon en potencia, un émulo perfecto de otro sinvergüenza de siete suelas que ya padecimos, el torvo Carlos Salinas de Gortari. Y ya no está el horno para esos impúdicos bollos.

Más le hubiera valido a Riquín Canallín no haber impuesto su postulación que sólo ha servido para exhibir públicamente sus miserias. Le levantaron las faldas. Sólo falta que se conozca quien fue su abuelo. La venganza de Peña Nieto, indignado por la amenaza de llegar a la cárcel si Ricky gana, lo lleva a actos propios de un ¿fiscal de huarache y toga. Está absolutamente deschongado.

Para ganar, Peña Nieto sigue empeñado en cometer un gran fraude electoral

En su loca aventura punitiva, Peña Nieto llegó a evitarle al PRI la pena de dar una pelea digna por el segundo lugar en la contienda, si aceptara que su candidote Meade declinara por el panista, quitarse la máscara de una vez por todas para dar una batalla creíble. Pero sigue empeñado en el fraude electoral que destroce cualquier posibilidad mexicana en la economía, en la política y en el futuro del país.

Peña Nieto no conoce, ni se imagina, los laberintos y tiquismiquis de su nuevo sistema penal acusatorio que él mismo defendió hasta la ignominia. Todo por no estudiar, ni siquiera leer. De El Niño ñoño Nuño tampoco puede esperarse gran cosa: están maquillados para perder, y hasta para acabar en bartolinas y humedades lóbregas. De los costosos cuartitos de guerra y de sus asesores de pacotilla, menos. Tarde o temprano también caerán.

Mala jugada de Meade, imputar al prestigiado ingeniero Jiménez Espriú

‎Ellos son capaces de cualquier extremo, hasta de acusar a los punteros de parentescos políticos inexistentes, de complicidades ignotas, de actos de corrupción que jamás han sido cometidos, de involucrar a gente del prestigio del ingeniero Javier Jiménez Espriú en delitos que ni conocen. De publicitar delitos contra un honor desconocido que sienten lastimado. Todo, por obtener el segundo lugar, por convertirse desde las Cámaras y gubernaturas y congresos locales en oposición para defender sus marrullerías.

Ven cualquier paja en ojo ajeno como argumento ideal para encubrir las vigas en el propio. Todo aquél sospechoso de lo que se quiera, lo es, por el simple hecho de no estar autorizado por la camarilla toluquita para violar las leyes humanas y hasta divinas. Ellos poseen la vara de la virtud y de la decencia. Se les viene encima una tragedia, en la que cualquier antecedente puede ser mejor.

Lozoya, Ruiz Esparza, Rosario Robles enfilados a ser chivos expiatorios

Por lo pronto, la obsecuencia de los priístas por defender su honorabilidad (sic) quiere lograr el objetivo de que sólo sean juzgados, desde luego, conforme a derecho, los chivos expiatorios que tiene preparados para lavar sus culpas: Lozoya, de Odebrecht; Ruiz Esparza, de los $ocavones y aeropuertos fictos; Rosario Robles, la despreocupada eterna enamorada, y cualquier otro charal de esos arroyos.

Afortunadamente la opinión pública nacional e internacional ya se dio cuenta que los principales responsables de todos los desaguisados del sexenio no son otros que Peña Nieto, Videgaray, Meade y la cauda inmunda de coyotes, favoritos y consejeros que han dirigido todos los delitos de lesa patria y aún de lesa humanidad que se cometieron y siguen cometiéndose contra la patria.

Si el sistema judicial interno no es capaz de asimilar sus procesos, para eso están los tribunales internacionales que ya se lamen los bigotes por llegar hasta el fondo de la investigación de Odebrecht, Estafa Maestra, Ayotzinapa, Tanhuato, Tlatlaya, OHL, contratos petroleros, subastas y remates del patrimonio nacional que forzosamente se acumularán. Es muy larga esa cola, usted lo sabe.

Su objetivo es repetir a nivel nacional el cohinero electoral del EdoMex

Los toluquitas confían en ganar el primero de julio. Le apuestan a boletas manipuladas, a la compra de identificaciones electorales, a todos los sortilegios de sus mapaches ignorantes, a las cantidades absurdas de nuestro dinero que gastarán en la compra de conciencias, vaya, hasta en lápices para votar cuyos trazos pueden borrarse minutos después de haber sido marcados en la urna.

Su objetivo es repetir a nivel nacional el cohinero electoral del Estado de México, confiando en que han provocado la abstención de millones de mexicanos, hartos de tanto estiércol en las campañas y en los procedimientos históricos del marranero. No saben la que les espera.

Habrá justicia, aunque los crímenes de lesa Patria se hayan cometido aquí

El veredicto de la conciencia nacional ha sido dado. De ésta ya no los libran ni Humberto Castillejos, ni Raúl Cervantes, ni Lorenzo Córdoba, ni Janine Otálora, ni laCorta de Justicia, ni los conciliábulos de comentócratas televisivos, ni el sursum corda. Aunque los delitos se cometan en México, señores de la Real Audiencia ibérica.

Y es que también aquí se cuecen habas, cuando el daño es irreparable e insoslayable. ¡Todos a la báscula!

¿No cree usted, estimado elector?

Índice Flamígero: Inerme, el gobiernito de Enrique Peña Nieto sólo ve cómo se acumula el número de asesinatos de candidatos a puestos de elección –sobre todo en el ámbito municipal–, sin siquiera atreverse a tomar cartas en el asunto. Las reiteradas declaraciones y lamentaciones del encargado de la seguridad en el país, Alfonso Navarrete Prida, no alcanzan para cubrir el dolor de los deudos y la vergüenza ante el mundo por el retroceso que el país registra a, prácticamente, la era de las cavernas. Los últimos sexenios, de Fox a EPN, convirtieron a la principal de las responsabilidades del Estado en sólo un pingüe negocio: compra de armas, creación de cuerpos policiacos cuyos elementos son «prestados» por el Ejército», compra de equipos de inteligencia a precios alzados que sólo sirven para espiar a los contrincantes y a los periodistas críticos… Y la inseguridad en su apogeo. Creciendo. Mientras, Peñita en el autoengaño: que el país está de maravilla, que su propia actuación, inmejorable. ¿En qué mundo vive el atracomulca, por Dios? ¡Ya basta!

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

Comments are closed.