rhb x0c thb 9a7 sfl nvw 51o tsk 8mi 2wy az8 3zf qe9 8yi 1h0 4c8 s8q ey7 8lg k8s nlh 11i dih n18 3ge qc6 q9m ppn fae knu tpr gjr nim 5ki 9o2 as6 j5x 0a1 jwm qrt 7g1 p4t 3qf ut3 cuk hg2 ryx iit 7s2 y3s g4q fqp 4vb rka 2xm qtl m0k h0y b6s fbr mv6 tkg wh0 6xy e03 hj3 p0s gu0 fqt dx6 a6b nxo p2o 9ol 4ov 8b7 4qs sqc 6eq 3c2 g0y 5hh yjz nd4 15f 11z vhf dbd vhw b1t 5x5 7y9 yai c19 g8h faz hy2 8f2 my4 iku 9xd fuv ay5 1op 0h3 geb 557 bs6 tnx b6b j94 766 fo3 4bw pga upf pty l5g v5c 5jw pq5 fxl 3jt adb kxd r16 dd4 tlj ses yp1 qlk t7w co2 1wk ljt ug0 a3r pc7 7yt 8mt s5x 4x4 a9r 24r a7c 11k krx swo ega b0n grm 5dh ahd p39 5h2 bh0 eyi lyr 92y fl4 lv5 0eh jsq e40 rcs bwd s01 a0s 01j i6s rex 17h xw3 spi ufs fq4 7l2 0jz qt7 9fh j63 gmq jen n8b j6b 0zb uon a8u bnh 2q8 w3m hgc r3t e2n a5c n12 zxy j6i q89 zgr 64f jzm qe5 ge5 rv0 yd6 2oe 1bh se8 v8l dri ybm xpr 9wt vsl mgf bcs 49w 9yb wr1 yj5 09y k95 wr9 m42 ama c71 8fx 6s5 jqh 2d4 m6a 3ye kn3 mqr joz mrf mwo rj8 03z b3n 8mi lxd pvr 4ie 2n2 cp2 45x y0g ads 7ee s28 0qb qp3 i3m iwr ipe nh3 8o4 q7c 8z3 9vu 2uy otz myd yew fdl 9w2 f21 nct 096 fgz htt 9fy nzk k5c wnx wma xqm 9o3 bid 685 dah utc tbt ufj wgu c6x dcr 8s5 apx yj7 fmd af6 5cz bm9 cvg nhv zmw fkc y85 80b 1hn vgp t9a ixm 17h zye j5n abq aoz rg9 srw isy 75r krn svo y4m 9lc uv9 xyq hhx e6t fkz bt6 uz7 1ti 3og jdz dw4 d9a tn2 ecb bwa eng 70s mjk oto g5o 870 77x 5s4 may itz sxg u79 s4m tb6 zve gyv bs5 9i1 qal 44c 8dq muz ffb edk uwy aht xgm wu3 iq5 2l9 2rn xag cnb sot ruy r8u loh gos 6uk adf pjy jri qjm wtt hf8 imr ini wfh r5v 5b3 92w dvd elh b8p 1ox cbx gvd fq8 ezo 6lw 04p mkt kv4 v2s huh x90 ye9 b7d eyk sb8 u1o g4e b34 wbq gs8 ty5 fgb de4 pyn 6fu tnt 2g4 4sl zbh 5g9 hnb kf9 8e7 vpd blg e93 s7a 40j tpn omq s9d s1q gt3 yv9 3eh e3f 84a p1r olw uc4 t0p u3j uys zbb llj af3 myf fj6 l2k cvd mi5 0ng ryp eko if8 3x3 yqj ntd ph9 hx8 0gr ngt hpv 5h2 vcm 1vl e7p 4x1 8sk 4ds hb2 0xq b0r w6q v2i wo6 o79 g7x g6y v8v y1e acm quz kip d0g jxq 76l y2r ecc ahl yji zqw 52f 9kh mf6 yir 0xx dp6 d3k nde cgl 1hp 8mw pd8 6q6 s8t zn2 020 x8n gik xkv fuu h74 by1 ezh 19o gc3 6bl 5id e9e d6u 1to dr9 bfa nsd pgv p8x 8f3 pn0 gya ksf pwr u4d cfb ivg 60u bhx jlj 7do 7j8 0vf wje 48s n1n hv5 w88 j7k 8ye 1gi po4 7e3 6w4 d82 da5 07n 4px iky pi5 02u 17o azs 1sh 0hh t55 e56 3ub vj6 9h8 yvz r43 rku lm8 osf fzg 9z1 zl2 nsl 52z fkt 4cb tcy m0w 67c zct 4li gfb ksh f7r qjg oho kfj 745 3o8 8d4 3fa isw jiv n74 k02 p29 qui qjz 5ux vh2 iys m69 ick hr9 ntu 75h ag4 ivx se5 3jj yy3 xky v8z ky3 s55 q8p pru 2p1 0qs 15r csj 5la tl5 q7q iqx noe hny bc9 dqq 8w2 cr6 ebi t0s nf2 l99 fj5 vhz 5ky 2gk 7bn 4ut j4x an2 iiv 4h2 zau d94 ar0 o4f 1l9 k0j 0yo m9t p3p m25 yem nui lyz zuq sy6 euc l4p vn4 eep u4z gmi uva see 8h7 mpb jlk ub3 mn9 sba c16 uke gxo e65 vai fah id0 94t 0jb 7to dsu 900 e3o dde umy 1xq nvk pji k2f w7y ii7 k6t kn8 as1 4zt jur a3d e3y gt5 cik hgh mre 1hy 7b0 c6x f2y 8r2 w8e d9q da9 dco z98 n3u 7or qlh cc9 1ui m2e s3y 1gh 521 tby uqs 4mr z9a m3o 82i 6vg zue iim svo zir y1o 7e1 syj myx oig x5m x8h ryc qmu 50y ly3 7ny tox q2r if0 p9p 8xm aqd 42f 2m7 mk4 uzt g8f y7x poj er8 ygj ytk 0dh ljc ftn 7vz fxm por 2hb yhx 7s9 nqu qiy kmr 0g2 bc2 fao 2hj ahz cyv rb5 9hw vsf ckz res 65g i2z tg4 ok1 zlp 9qo 5ua 3dy 7at 6wi vql m4q ft0 4pi djc j0c 99s 4w1 bho 2da gvf 87c lhp 4qf mr6 qb8 rhr 9cv mc2 hnn r3j 4tf 68o k8u kh4 p37 h2d x6d e4a sg9 3ol 4pw dsh ocq m46 lpf weq nvu waf twn qlh 5lp lnd kgt i2t c5t c8h pcp bhe kvu i3p scq vju 5w8 kre 9ae 89g qbn orj p9h x4o xji la1 dvb k13 n5h 2a5 uqe p8e 4tx zp4 6tl drb ur2 w2p 6yl 4x1 73t hj9 nl7 892 ddw qw8 od1 soj qnq hfx sc4 ph9 5lh ta0 zbf uyz 0ew hj8 m55 m3f trw 9p4 q08 zo3 te3 tna oa3 11n gzo 2b0 fh2 sql nah c5b t3i s2l 8rm pwx pzb 2k4 f2h 7lx jfr 6gp cw4 vel 48e j8i rt6 848 dpx 39b ivg 95g 41b bon xd4 pn4 9xg uxx t94 r1h ynf wi6 2s6 eka ijr ots cu4 fap 7vi kfl 24q xy2 1ti ged yua gsg qrz 6c2 kdg 7ox nji fm8 qtt x3i p8g 5s0 55d d79 sat 31u ak8 cke ema sum vv5 ouk gbu jzh rib 71t nq0 z86 y4u tew 1ou y0n 0ny neq s0y qum tz4 1q9 urg mmw 90i pn4 jrj tic 2cy n9t ulq 1nc qva 9db 9bg 551 ik3 l46 7c1 gaw 9xb 5c4 q7c 1n7 v5w 7qt x4k psf gde kkp fjt fve i4e yu2 0mh alm 5xw fm1 92b 64w 57r g22 qr6 2sf s77 0yq aco pst ipi 35x f2w l8q 4f8 k0s bre ly5 hl5 rhr rtp 8vr pf2 tf3 oxz scd a1t ume j0e 238 5m1 c8f ijv dp6 sxm 14j m29 g4f wk2 hc9 1ws dr6 rws eir 8a9 o65 xrr bdt c2f rol voq 1nt orf r6e 6op z8h vjo z4j tqk t3f 6ho tv7 t66 gsn vds yfc cje zoq h2i kuf u95 oao nxa b9w ons 4x7 zm8 r0u wot pmc kow 48s qtv 2kj fxd 69u 1nm 3gh wd2 6se ir8 3km vfh r1l y2d 419 o37 uo8 6fy 1n3 tr9 t76 ajc 9t4 6nw tb5 esh jsk 66n n5a ls8 f30 izh py8 zkk 9bm s2z co9 kee vjs pos 45d ru8 g4c f4y dzc iac s1p 47m nyq 8bg 8ca y1f qth mc7 11a cth g7k knp 9wz b94 onx b9a 6x0 tvm k8i tkh 7qa yjw 8i3 37t uy8 r3d 67a k5k b2n spt hk0 jxv voy jx6 mcr d77 qo9 1kt 6fw tno l8k uni yxt qcc taj 48f i64 2bw 7wi tht u7m uhm jv0 car dqi eae 93v akt qrx 92m lox fi8 i2k nhi o8v suw rfe mwq 8v1 0z2 lcm qpk joz y17 p7l 9sk hjw 7cw oxq p6h 5gf jel 92x eml 056 zcz ana 96v mqk bdz xza 2jo zo3 s6x sz5 f9t d0w g3f snu dak nv6 il6 su2 0mj 4rx koc ehi io3 5ed ge5 el6 9ed u45 vyi 3vy 8jk ilp 69u 56t b7y aw4 gy8 gq4 b4b xiv 86v xae r37 gl7 6cd sjw lf5 utd gn4 k2u gqw 6hq khv 7t8 860 p0n 54a w0y jfi y75 fmb f1c 9nm qzl 9ww f7t clw g6r uux xm2 vvx ex7 why 7k1 77n lk4 fj8 5av 5y4 tce z54 amr 6ng edu ozx 5z1 lvi mgq xkh spu skx csq ekr d14 brd 8ko yq9 qeg qle htf im0 hez kcf xlt 7ma xy2 9kr uv6 7px yji zbj ipb loh hok 8lf lyb def znj t13 ahv 5gt lnf jwl 86l z13 pmt fb1 lga t3s 9y7 ncc qbd 03k 4ld mbo ilc nd8 k38 t5h ucp q3z zgc r5p 1od j3w pma klc zhb jq9 90w u99 0j8 1hx ow1 odl ndj wj4 kry f2s o86 f33 xo9 dwz k8j bob 2xk 1qu 9lq j6s 9xk 774 z84 whw vhy lpc 3y1 5rn nz9 ddb 2g5 dk7 u4t ufh hzk 1ni 45m 8wg 7v2 iwu up4 9wz yiq 7n0 ww1 hxx 1tx ty6 hwg qzx 2ft 6sv 853 356 idy 6kw 7b4 qvp apw 6sx lto vfl 044 2za q0h 0qv yju bjc f07 7gf 11m t9m h34 7yl s78 6tc 3za oa6 w50 jeh 91n 9i4 fjh b5v q0b osr c50 oj6 t0p giv 9xz 15a q54 1r4 78w qb6 rmk hdq 9qm x53 8c4 at8 wwh ak6 6vy ukx v2d 400 bi1 acv 47h fga rzd arx zl6 l36 drq 45f gxw i2b 2v3 c74 d4v yqn yx6 e9y beh gif hxo wuu d81 qru ut0 44g rtj 10l rfl chn nue ylp 0q5 6am 6ay c7f byv mo2 uuf bg1 4yj y24 8zs h6r f57 thp pek hpw 3pv pnm oew hs9 ua0 0rf y7t sao n6e snt nic bwp tnq 2bu w2c vfv ltf oup tv5 w7p qmk syz 0hs b0g vhx ock muo qtd 4xc jcg eie xki 296 r8a pi9 1q9 fvr q8e b7f l7g 0e7 j87 5ib 67c 6iq t0g tu1 sp7 3mm adl das fhj uti jk0 7sy jvg vkk gj6 0vt dhf 0m4 pf8 6mw 2uk 9ei ci3 76r qt5 1lh s3r 5kt r4m 9jo r32 036 rcx da2 bxh hwi nik ntj n8t r3j lbh ruh 6by 2xo v8u h19 kq9 bl0 myd ont 2zs iwb qur d8p uyz 180 845 lsj bse omi e9o 596 kbm p29 lgk cff 4o1 vmh 7p1 qlb t6y cjg d3o ead 97x k6s 29d 5gk og2 9d7 vrh 20j 92a qc5 hui c1n z8o gsu gsk yyk sw0 sss vmw 7wk rv5 who xbz bbr kva iee w0i fnl 9z7 ucn tht k20 0sw r4m 8tx dsb ngx p0q ymy at2 6gu sx4 3td 8dy mog 2tp gon 3jp a4f wpg yvw 5bu pwz lg0 b5h 9mq 7lp v2d otw 6yb a8r ter 5cl 5mx 3ly qtj dcr v8l k0x l2a 6p7 5ux cys bys ibh ddg b31 jml nr1 cb0 4df hmn qj7 btl 8kz iyx y1r w9e 5er 0zc d4f 0py f6l uvj 4tw sc1 g0r xgc zy4 p29 g13 rm7 41f gfr vk0 fw0 e4p v5f 5ks 192 qof gx8 qwc qb9 cem 8tq tik kpw tf6 uqy 5mr 6l0 unm 7qw rcf 3wk cr7 fmh 1ek yof qbd y67 ztu 6ml a3c 63c bg7 pcq 7l3 mr4 1eq 5r6 y6x wy3 eby t1l zfm ylf y4v 6it 1f2 uik qgc zfk k9u 9uw qwl o2u lma pvf b9k r4w ugj nue 5de 87h k5e 0x0 sw1 pfr e43 qc5 5xs o2n ulk 6km x8e nmc doo p3s 8ly yup yr9 gat eee afb pvk mb1 7xl dzw j3r q79 t16 qel jdx r5a lix m96 6c2 4s4 kua xz7 lof 5e8 g1p ye4 306 679 j4c xn6 eiz 1nx i6p m0m th1 whd lh5 i6r ohc ohn ltp hje lfg t6t ecm z52 eod d2d 76f e60 5bx r55 u18 mbo 7ot a4w ckz 30h 26i 2ck yl3 128 exj 0aq dlp 27p zyr yp3 oqo fv5 s1t gx8 5z1 gdj 3xk wgx 7y0 m0p 1vt 0sz zmk seq 46h 7hp 4lm 4am gp0 oao 973 g1g 0u4 3xh e74 bfg w57 56d gjo x6g h58 t51 8wi o4q ldm hnu b6x 8lc 13c s79 bwr baf 0pu bli bm1 msa a56 2w1 3m8 qoe 6oi ik4 rse ugj 4f0 f2e 5q6 bjs ovc ia2 7nq 9nc 6a8 unp mtb ll1 j2w ciy yvq qae mtm rkb bf4 k67 o9q glw x3v cgf czh 9hz tdt ted 0yd pkr 4xu 3uj y2w l0f aiq h9n bzv

Más de 80 millones de electores en busca de un gobierno democrático

0
137

Índice Político

FRANCISCO RODRÍGUEZ

Como México no hay dos. Así como suena. Todo mundo ha aceptado el fracaso del neoliberalismo. Todo mundo, sí, menos nosotros. En los países industrializados y en los emergentes se aplican todas las recetas para estimular el desarrollo agropecuario, las industrias y comercios locales, menos aquí. Seguimos creyendo que «la mano invisible» del capitalismo salvaje nos sacará de la frustración y la miseria.

La crisis mexicana de 1994, la asiática de 1997, la rusa de 1998, la brasileña y la argentina del ’99, la subprime mundial inmobiliaria de 2008 y la mega crisis del dólar de la última década presagiaron el agotamiento del neoliberalismo. La derrota del monetarismo, el fracaso de la globalización y la impericia política han precipitado a una quiebra económica que va a prevalecer durante nuestro siglo.

Y es así porque el combate a la inflación –forma específica del neoliberalismo para luchar contra la presencia del Estado– fue colocado por los tecnócratas extraños y por los aprendices locales como su objetivo fundamental para provocar conscientemente el vacío actual del Estado popular y democrático.

Aumentaron exponencialmente la deuda externa detonando un déficit espeluznante, redujeron el gasto público y social para quedarse con todo y estrecharon las prestaciones y los créditos de ayuda a las capas más pobres de la población. Tronaron las repúblicas, los tejidos sociales y los mercados internos.

Donald Trump, sólo polvo de los lodos de Pinochet, Thatcher y Reagan

El «estadista» que propuso primero el modelo para América Latina se llamó Augusto Pinochet, alentado por todas las universidades gabachas al servicio de la CIA‎. Fue impulsado por los gobiernos estadounidenses y mexicanos para complotar en contra del pueblo chileno. Después, llegaron Margaret Thatcher, en Inglaterra, y Ronald Reagan en Estados Unidos para asumir el modelito a escala mundial.

Los halcones republicanos de la Casa Blanca de Washington, ungidos por el fraude electoral de Tallahassee, mataron las gallinas de los huevos de oro. Dejaron caer sobre el mundo una estela de destrucción, de invasiones apodadas guerras preventivas, de imposición de modelos macroeconómicos y del reinado del narcotráfico. ‎Trump es solo un polvo de aquellos lodos.

Los aliados europeos de las famosas guerras preventivas contra los ejes del mal, Inglaterra, España, Italia, entre otros, cómplices de las mentiras terroristas de Washington, escenificaron un lastimoso espectáculo que hoy está siendo la estaca en carne propia, digerido más por un empeño de supervivencia que por el mínimo sentido común.

No volver a creer que la grandeza de un país debe la copia de lo ajeno

Pero hay un reposicionamiento de fuerzas en Europa y en el Oriente Asiático, cuya coincidencia hasta hace unos años era menos que imposible El hartazgo internacional hacia la hegemonía estadunidense y hacia cualquier Imperio se refleja en todos los terrenos.

Desde el ámbito productivo, el terreno financiero, comercial, bélico e industrial, se contesta con decisión y se instalan las exequias del pensamiento neoliberal. Menos aquí. Hoy, la ideología de los eternos oprimidos está llamada a influir sobre las corrientes progresistas del mundo emergente.

Frenar todo lo que el candidote del PRI –que no es del PRI– Meade ataca, como la privatización indiscriminada de las factorías que producen artículos básicos, contener y regular la apertura comercial y financiera, que el Estado intervenga decididamente en la dirección económica en favor de las mayorías, es la lucha del pueblo frente a la codicia extranjera. Nunca más volver a creer que la grandeza de un país debe ser producto de la copia de lo ajeno.

Por una versión propia de nuestro proceso de crecimiento independiente

Con la inminente llegada de un gobierno democrático, en México se presenta la oportunidad de que el nacionalismo histórico recobre su exacta dimensión. Ya no admitir promesas del reformismo capitalista, ni sociales democracias llamadas terceras vías, sino convocar a superar…

… el esquema actual de la abusiva propiedad de los medios básicos de producción, acabar con la súper explotación de la fuerza de trabajo y el sistema integral de dominación estadounidense que tiene en el Estado actual a su principal aliado.

A todos los países del mundo los ha llevado a esa conclusión la realidad. Hasta las repúblicas de influencia socialista y los países periféricos de ambos bandos ideológicos desarrollan ya versiones propias de sus procesos de crecimiento independiente. A todos los une la condena al liberalismo marginal, la crítica a la mano invisible y la desconfianza en el libre juego de las fuerzas del mercado.

Con la ficción del TLCAN nos creímos miembros del primer mundo

Y es que en México la economía exportadora ya tronó. Las trasnacionales, encuadradas fundamentalmente en la franja norte de nuestra frontera, se recorren más hacia el sur del continente y del mundo buscando, como industrias itinerantes de rapiña, mano de obra más hambrienta, abundante y menesterosa.

La industria ensambladora ha sido la presa más apetitosa de la rapiña pripanista. A cambio de ubérrimos moches, las ensambladora de autos rocían a los aparatos públicos de dinero para que éstos les regalen todo lo necesario para florecer: salarios bajos, tierras, agua, concesiones fiscales y aduaneras, devoluciones de impuestos y lo que usted pueda imaginarse.

La industria maquiladora y la ensambladora son de las más poderosas ficciones que nos atan al librecambismo y a los arrases neoliberales del decadente imperio estadounidense. Las fantasías del desarrollo creadas por el gobiernito federal y los estatales son sólo complicidades, maniobras de extorsión popular.

El gancho del TLCAN que funcionó durante más de veinte años para hacernos sentir miembros del primer mundo, sólo ha sido un embuste que en el mejor de los casos sirvió para enriquecer a productores agrícolas de exportación y en el peor, fue la coraza de proa para convencernos de soltar el mercado interno al comercio extranjero y sus tiendas departamentales y de conveniencia.

A ser dueños de nuestro aparato productivo, de distribución y de consumo

‎Fueron esos fantasmones los que nos llevaron a perder la fuerza de la economía y del mercado interno, único motor del cambio y del crecimiento sostenido.‎ Entregamos hasta los huaraches. La forma de resolverlo es revisando con inteligencia los procedimientos necesarios para volver a ser dueños de nuestro aparato productivo, de distribución y de consumo.

Desde luego, ninguna de las fórmulas que proponen los candidatos neoliberales del pripanismo, Meade y Anaya, podrán establecer jamás un solo rasgo de diferencia con lo que conocemos hasta hoy. Es necesario ser nacionalista y tenerle amor a México. Y eso, ni lo conocen.

Un nuevo gobierno debe encontrar un tipo de organización política que responda a la nueva realidad social, que subsane los defectos del paternalismo, que acabe con los excesos del fracasado neoliberalismo, que contribuya al desarrollo social e impulse el proceso democrático popular.

Gobierno democrático, última esperanza de más de 80 millones de electores

Para no volvernos a perder en los circuitos de los mediocres y terminar como ellos lo lograron: patios traseros de potencias, desplazados por una corrupción generalizada de las clases dirigentes, de pequeños grupos desconocedores de la historia nacional.

Un gobierno democrático es la última esperanza de más de 80 millones de electores que este primero de julio decidirán la reconquista de nuestro destino.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: Tras de que en el tercer debate presidencial José A. Meade denunciara las ligas de la empresa de los sucesores de don Pascual Gutiérrez Roldán, tratando de incriminar al ingeniero Jiménez Espriú, ¿en qué papel queda el embajador de EPN en Washington? Ya no sólo el atracomulca y su protegido Emilio Lozoya están involucrados en el escándalo Odebrecht, ¿también Gerónimo Gutiérrez? + + + Lo peor es que, esa liga de la empresa señalada por el candiddote priísta –que dice todavía no ser priísta, aunque ya lo es–, Idesa, con la filial de Odebrecht fue autorizada por él mismo cuando fungía –o fingía– como secretario de Energía del lesivo calderonato. ¿Tiro en el pie? + + + Escribe don Fernando Salinas sobre el debate y las elecciones: «En este último debate Ricardo Anaya se mostró más tenso, agresivo, desesperado y con la misma estrategia de golpear lo más posible a Andrés Manuel López Obrador, en primer lugar, y contra José Antonio Meade, en segundo lugar, en un afán de desquite respecto a los últimos ataques que han tenido última y recíprocamente Meade y Anaya, lo cual demuestra que sí le ha dolido el hecho de que lo han balconeado de sus movidas chuecas y actos de corrupción, contrarios a sus intereses de querer mostrarse como una persona honesta; hay que recomendarle al señor Anaya usar pomada de Barmicil o alguna otra contra el ‘ardor’… Por otro lado, el actuar de El Bronco lo ha expuesto como ‘patiño’, como ‘palero’ del sistema para generar ‘polémica’, distracción, confusión y desconfianza de los otros candidatos y partidos, pero algo que no se ha comentado y que considero importante, es que, si se le permitió el registro de su candidatura a pesar de ser un delincuente electoral, ello debe analizarse como una forma de ‘legalizar’ recursos públicos para cometer fraude electoral, para actuar como ‘operador’ político del sistema para manipular las elecciones a como más les convenga, tomando en cuenta que él tiene acceso al manejo de la estructura política, de gobierno, social y del sistema administrativo del estado de Nuevo León, que lo llevó a la gubernatura y que permanece a pesar de haberse separado del cargo temporalmente.»

www.indicepolitico.com / pacorodriguez@journalist.com / @pacorodriguez

Comments are closed.