Columnas Opinión

Las Reservas del Banxico

Análisis a Fondo

Francisco Gómez Maza

·        Son una garantía de estabilidad de la economía

·        Respaldan la confianza en la moneda nacional

Lamentablemente al Banco de México le resultará imposible invertir sus reservas internacionales en Petróleos Mexicanos, con el fin de que esta empresa pueda hacer frente a sus obligaciones de deuda externa. Las reservas internacionales garantizan estabilidad para la economía nacional.

Ya puede el Consejo de Administración de Petróleos Mexicanos explorar la posibilidad o alternativa de que el banco central invierta las reservas internacionales en bonos de deuda de la empresa, para resolver sus pesados pasivos y vencimientos programados en los próximos tres años por casi 31 mil millones de dólares. Es un sueño guajiro.

Las reservas internacionales, integradas por una serie de depósitos controlados por el banco central, compuestos por divisas extranjeras, especialmente euros y dólares, son un apoyo a los pasivos que integra el balance del banco, que aplica la política monetaria y vela por la estabilidad del tipo de cambio. Son usadas para este fin cuando la Comisión de Cambios instruye al Banco central a inyectar liquidez al mercado cambiario, para proteger la estabilidad del tipo de cambio.

Las reservas internacionales, por este motivo, únicamente funcionan como un indicador económico. Al estar compuestas por una serie de recursos, las reservas sirven para la medición de la capacidad del país para hacer frente a sus pasivos en moneda extranjera.

También se emplean las reservas como indicador económico para el comercio, ya que indican la disponibilidad que tiene el país, en materia de recursos, para realizar compras en el exterior. Por esta razón se escoge el dólar y el euro, como compontes de las reservas, ya que poseen un mayor valor en el mercado.

En la reunión del 16 de junio del máximo órgano de gobierno de Petróleos Mexicanos, como lo divulgó este miércoles el diario El Universal, el consejero independiente Juan José Paullada Figueroa preguntó a los miembros del consejo, entre ellos la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio González, “si se ha explorado la alternativa de que el banco central invierta sus divisas en títulos de Pemex, considerando que le pueden generar un rendimiento mayor que otros títulos, ya que la tasa de interés mexicana está arriba de la americana”.

El director corporativo de Finanzas de Pemex, Alberto Velázquez García, manifestó que era un tema que merecía revisarse en el grupo que se integrará con el gobierno federal. A la secretaria de Energía “le pareció una excelente propuesta, que refleja el cambio que impulsa el gobierno”, de acuerdo con la versión del acta.

Sin embargo, el objetivo de las reservas internacionales del Banco de México es contribuir a que el país presente una estabilidad en materia de poder adquisitivo. Así, las reservas internacionales se encargan de compensar la balanza de pagos con la diferencia entre ingresos y salidas de capital al exterior. Ciertamente las reservas no pueden distraerse para financiar empresas ya sean públicas o particulares. Para ello están las instancias crediticias o los inversionistas.

Imagine qué pasaría si el negocio de invertir en Pemex fracasa. El Banco de México está para aplicar la política monetaria, para velar por la estabilidad de la moneda y velar por el comportamiento del tipo de cambio. De esta forma, las reservas internacionales son un instrumento de esa política monetaria; sirven como compensadoras de los desequilibrios macroeconómicos y financieros, independientemente de si son de origen interno o externo.

Como fuente de recursos, las reservas internacionales gozan de gran importancia para el banco central. En esta línea, cuantos más recursos posea el país, mayor será su capacidad para adoptar unas determinadas políticas u otras. Así, las reservas permiten la estabilización económica y financiera del país. Esto se produce por el hecho de que estos recursos respaldan la confianza en la divisa nacional, garantizando un respaldo monetario.

 

También, las reservas internacionales se encargan de garantizar las importaciones, lo que dota al país de una mayor capacidad para comprar en los mercados internacionales. Por otro lado, se encargan de prevenir los desequilibrios externos, haciendo como contrapeso de las salidas de capital en el país. A la vez que, por otro lado, respaldan la confianza de la deuda exterior frente a los inversores. || Fuente: Francisco Coll Morales || Wikipedia

2 archivo