Embestida fascista de la 4T contra Enrique Alfaro – Circulo Digital

close
Embestida fascista de la 4T contra Enrique Alfaro

ÍNDICE POLÍTICO

FRANCISCO RODRÍGUEZ

El asesinato de George Floyd ha recrudecido en Estados Unidos una cadena de agravios que tienen su origen en las características de la fundación de ese país y que exacerban cada día los nacionalismos negro, chicano, irlandés, italiano y latino, además de los enfrentamientos con todos los sectores sociales que ha provocado la actitud supremacista de Donald Trump, en búsqueda de su reelección insostenible.
Se ha convertido en un gran capital político que se suma al Partido Demócrata que ya se encuentra varios niveles arriba del republicano a cinco meses de la elección norteamericana. Puede decirse que es el vector principal que ha catalizado la inconformidad de las principales fuerzas políticas que desean el cambio de sujeto en la Presidencia de aquel país.
La crisis social desatada como resultado de la muerte de un afroamericano, más la brutal acción policial continuará. La amenaza de recurrir al ejército si los gobernadores no son capaces de contener los disturbios con sus propios recursos se ha vuelto como un boomerang y ha roto los principales asideros de la estabilidad.

 

Las actitudes fascistas están empoderándose en EU… y aquí

Poco después de que el Jefe del Pentágono rechazara los planteamientos represivos de Trump, el ex secretario de Defensa Jim Mattis, quien dimitió a su cargo por discrepancias con el Presidente sobre el retiro de tropas de Siria, fue acompañada de una declaración tonante:
“Donald Trump es el primer presidente de mi vida que no trata de unir al pueblo americano, ni siquiera lo finge. En su lugar, intenta dividirnos”, afirmó el general veterano. “Nunca soñé que las tropas que hicieron el mismo juramento que yo acerca de defender la Constitución, recibirían en ninguna circunstancia la orden de violar los derechos constitucionales de sus conciudadanos”.
El general Mattis se refería al episodio sucedido en días pasados, cuando la policía y la Guardia Nacional desalojaron con gas lacrimógeno una manifestación pacífica frente a la residencia presidencial para que Trump pudiese caminar hasta la iglesia de Saint John y posar con una Biblia en la mano. Las actitudes fascistas están empoderándose de la escena estadunidense e internacional.

 

La violencia racial proseguirá en Estados Unidos

Trump se ha topado con una tromba de críticas públicas de mandos retirados y en ejercicio. Los altos entorchados acusan al Presidente de abuso de poder y de vulnerar la Constitución. El jefe del Estado Mayor Conjunto, Mark A. Milley, envió un mensaje a los comandantes recordando el derecho de los estadounidenses a expresarse y reunirse en asamblea.
Asoma la punta del iceberg de la inconformidad con los modos y maneras de ejercer el poder desde la Casa Blanca por un sujeto que no entiende de leyes ni de protocolos para sólo abalanzarse sobre el pueblo. Las respuestas del anaranjado enloquecido han causado un estupor generalizado.
La violencia racial ha proseguido en las principales ciudades de Estados Unidos, mientras el Presidente ha culpado de los disturbios a la extrema izquierda, que personifico en el movimiento Antifa, una organización a la que, ha anunciado, criminalizará como un grupo terrorista. El sello de la casa.
A principios de este año, Antifa protestó contra la presencia de Milo Yiannopoulos, un periodista de extrema derecha, en la Universidad de California. También protestaron por la toma de posesión del presidente Trump, en enero de 2017.

 

Envidia y resentimiento de AMLO contra Enrique Alfaro

Y como perros de rancho, acá en el rancho grande se calcan los episodios y los procedimientos casi a pie juntillas, para que no digan que desconocemos la partitura. Lo que allá es un movimiento serio de protesta racial y política, aquí se convierte en un desaguisado para cobrarse viejas cuentas y para agredir a los exitosos, a los que roban cámara al Caudillo de Palacio.
El de Tepetitán, soberbio y rencoroso, jamás podría haber aceptado el manejo pulcro del gobernador de Jalisco en la operación profesional de la pandemia, así como los apoyos económicos a las pequeñas y medianas empresas del Estado ante el confinamiento. Como las actitudes valientes de Enrique Alfaro, en estos asuntos, como en el manejo de la desigual distribución económica del Pacto fiscal han tenido una repercusión favorable en la opinión pública, el Caudillo lo ve con envidia y resentimiento.
Lo único que ha logrado Caudillo es concitar a la mayoría de los gobernadores del país a que se solidaricen con la postura del jalisciense. Más temprano que tarde, se verá cómo los bonos de popularidad de los que antes gozaba el de Tepetitán, se volcarán hacia ciudadanos que defienden la integridad y la salud de la población.

 

Inculpan al gobernador de Jalisco en lo no tiene que ver con él

Las actitudes del Mandarín mexicano, que sigue todos los pasos del anaranjado en búsqueda de su reelección, han tomado un cariz francamente deleznable. Sus ejércitos juveniles de chairos, bots y de “anarquistas”, se asemejan cada día más a los fasci italiani di combattimento mussolinianos. Son ya los grupos que están empollando el huevo de la serpiente entre nosotros. Alguien debe pararlo. Le urge.
‎Vandalizan, con el pretexto de solidarizarse con el asesinato de Floyd y centrando en realidad su turba por el asesinato de Giovanni López ordenado por el presidente municipal priísta de Ixtlahuacán de los Membrillos, inculpando al gobernador de Jalisco en algo que realmente no tiene que ver con él.

 

Atentados contra el presente y el futuro. Es el peligro para México

Los destrozos causados en las manifestaciones de simpatizantes de Morena en días pasados en Ciudad de México son abominables. Nadie se explica la abstención de la fuerza pública para haberlos impedido en su momento y resguardar la tranquilidad y la seguridad de las familias citadinas. Los fruncionarios de Morena se quedaron pasmados.
El empeño en destrozar las instalaciones del Paseo de la Reforma y de los inmuebles colindantes con el edificio de la representación de Jalisco, en Polanco, culpabilizando en sus pintas a los residentes de esas demarcaciones de ser responsables del hambre de la población, son francamente inauditos, salvajes, sin otro sentido que no sea el de apoyar el combate fascista, permitido sólo por el llamado Presidente de los mexicanos.
En ningún lugar del mundo civilizado se permitiría una vendetta de este jaez. Es demasiado para un sistema político que está a un milímetro de perder el grado de inversión y dejar fugarse varios billones de pesos en unas cuantas horas. Está por venir, pero es indetenible. Esto no debe continuar. Atenta contra el presente y el futuro. Es el peligro para México.

 

Campean el discurso del enfrentamiento, la ideología del engaño

Los nuevos héroes de la patria, los grupos de choque del chairopopulismo, alebrestados por las sumas monetarias de Palacio y de Morena son las puntas de lanza de la desesperación y de la locura en el poder prestado. Lo único que campea en este cotarro es el discurso del enfrentamiento, la ideología del engaño, la rebambaramba rupestre, la formación de un frente fascista y las medidas pueriles de corto plazo, reeleccionistas y ñoñas. El retroceso hacia la caverna, de la mano de la derecha populista y retrechera.
Y es que Morena en declive libre no cuenta con membresía, ni afiliados, ni estructura, sólo cuenta con grupos de choque y reventadores natos de cualquier expresión democrática. Es lo que tienen para la reelección, a costa de la sangre de quien sea. Lo que sigue es fácilmente identificable: el uso de las Fuerzas Armadas –como hace Trump en EU– para aplacar toda disidencia.

Sí se puede pelear democráticamente contra el chairopopulismo

Allá, la lucha racial para impedir las políticas supremacistas de la basura blanca.
Acá, la copia ridícula para acabar con Enrique Alfaro, alguien que ha demostrado que sí se puede pelear democráticamente contra el abuso y la ignorancia del chairopopulismo.
¿No cree usted?

Índice Flamígero: El más reciente viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó que tenga algo que ver con lo sucedido un día antes en Jalisco, donde la protesta por la muerte de Giovanni López escaló a un choque con la policía del estado. “Yo tengo diferencias con el gobernador de Jalisco, diferencias políticas, ideológicas, pero actúo con responsabilidad y no me inmiscuyo, no participo en cuestiones partidistas”, dijo este viernes López Obrador. Lo anterior, luego de que se le preguntó por las declaraciones de Enrique Alfaro, quien lo señaló por los hechos de violencia que se desataron en las protestas ciudadanas para exigir justicia por la muerte de Giovanni. Durante la conferencia “mañanera” en Villahermosa, Tabasco, el primer mandatario afirmó que desde su administración no se dará motivo para que se esté especulando sobre un presunto interés para perjudicar al gobierno de Jalisco.

https://www.indicepolitico.com / indicepolitico@gmail.com / @Indicepolitico / @pacorodriguez

Tags : Enrique AlfaroFascistaJaliscolópez obradorPrincipal