AMLO y Sheinbaum, mensajes contradictorios – Circulo Digital

close
Igual que el presidente Andrés Manuel López Obrador, su dirigente político, la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum ya incurrió en mensajes contradictorios hacia la población, respecto de las medidas de contingencia sanitaria por la COVID-19.

Mensaje Político

Alejandro Lelo de Larrea

Igual que el presidente Andrés Manuel López Obrador, su dirigente político, la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum ya incurrió en mensajes contradictorios hacia la población, respecto de las medidas de contingencia sanitaria por la COVID-19.

El problema no es simplemente que haya señales encontradas, sino lo que ocasionan éstas en la población. Fueron interpretadas por decenas de miles como que ya se puede salir de casa. En la capital del país es evidente que en las calles hay más vehículos y personas caminando; en el transporte público también. Esa es la consecuencia de las contradicciones en la comunicación.

El primero en cometer este error fue el presidente López Obrador, cuando la semana anterior anunció que se relajaban las medidas sanitarias en diferentes regiones del país, y en cerca de 300 municipios de plano se levantaba la llamada “Jornada Nacional de Sana Distancia”.

López Obrador anunció un semáforo de contingencia: el rojo, que es un absoluto “quédate en casa”. Después, el color naranja, en el cual, por ejemplo, ya puede operar la industria de la construcción, pero las personas vulnerables no pueden salir a las calles.

Luego, el semáforo amarillo donde en que, por ejemplo, ya la mayor parte de las actividades económicas se restablecen aunque no al 100%, y las personas vulnerables ya pueden salir a las calles. Y el semáforo verde, que es la “nueva normalidad”, donde ya se reactiva todo, incluso las clases en las escuelas.

Esto sin duda causó la confusión y relajó a la gente, pues muchos lo interpretaron como que ya está pasando la emergencia sanitaria. Por eso, aunque en sentido contrario de su jefe político, el pasado domingo Claudia Sheinbaum lanzó un llamado contundente para que la gente permanezca en casa, porque la CDMX continúa en semáforo rojo. Así lo dijo.

Pero de nueva cuenta su jefe político, López Obrador, fue en sentido contrario. En su mañanera, afirmó que ya estamos domando a la pandemia del coronavirus.

Actualmente, la CDMX es la “zona cero” del país en número de contagios y muertes por COVID-19. Hay 15 mil 283 casos acumulados (717 más en 24 horas), 3,032 casos activos y 1,452 defunciones.

Pero este miércoles, Sheinbaum volvió a emitir un mensaje que podría ser contradictorio. Anunció su “Plan Gradual hacia la Nueva Normalidad en la Ciudad de México”, casi un mes antes de que comience a aplicarse. Esto puede de nueva cuenta confundir a la población, y que todavía menos personas cumplan las restricciones sanitarias de semáforo en rojo, el cual se mantendrá hasta al menos el 15 de junio.

En este Plan, las medidas restrictivas irán relajándose, cuando la ocupación hospitalaria baje del 65% de su capacidad. En ese momento, pasaremos a semáforo naranja. El semáforo amarillo se decretará cuando esa ocupación sea menor al 50%, y una disminución estable del número de casos, durante al menos dos semanas contínuas.

Y finalmente, si prevalece menos del 50% de ocupación hospitalaria y tendencia sostenida a la baja del número de casos durante al menos 30 días contínuos, pasaremos a semáforo verde.

Este mensaje es de nueva cuenta contradictorio. Por tal motivo, el efecto esperado es que aún más gente que estaba resguardada comience a salir a las calles. Deseo equivocarme.

Tags : amloCDMXClaudia SheinbaumCOVID-19lópez obradorPrincipalsemáforo amarillosemáforo naranjasemáforo rojosemáforo verde